Canto a la vida

Doña Mercedes Salisachs ha felicitado a sus amigos la celebración del Nacimiento del Señor con un precioso librito editado por la Clínica de la Universidad de Navarra, titulado Canto a la vida…

Miguel Ángel Velasco

Doña Mercedes Salisachs ha felicitado a sus amigos la celebración del Nacimiento del Señor con un precioso librito editado por la Clínica de la Universidad de Navarra, titulado Canto a la vida. Se abre con una cita de Juan Pablo II: «Amar es lo contrario de utilizar», y cuenta, en 70 páginas, la historia verídica de Laura, a la que, cuando iba a dar a luz a su hijo, le descubrieron un bulto sospechoso en el pecho. El primer ginecólogo al que acudió le dijo sin rodeos que tenía que abortar. El resto ya se lo imaginan ustedes: se negó en redondo, se fue a la clínica de la Universidad de Navarra, dio a luz felizmente a su hijo y se recupera de sucesivas operaciones de cáncer. Escribe: «A veces, los científicos se olvidan de que también ellos fueron fetos insignificantes. Y de que la vida es sólo un ensayo general para realizar lo que deberemos representar después de lo que llamamos muerte; una muerte anunciada desde que nacemos, hasta que las puertas de la verdadera vida se abren». Escribe muchas otras cosas maravillosas; por ejemplo que, «desde que el mundo se ha llenado de pequeños diosecillos que establecen leyes basadas en anarquías destructivas, matar es la forma más sensata y cómoda de librarnos de algo que puede convertirse en un problema». Al primer irresponsable ginecólogo que le dijo: «¡Pero si usted ya tiene tres hijos! ¿Para qué quiere tener otro?» Laura le corrigió: «No, doctor, yo ya tengo cuatro». Y escribe también que, a veces, los seres diferentes son mejores que los que intentan matarlos. Es un libro que deberían leer todas las madres que esperan; y también las que no esperan; y los padres también… O sea, todos.

Miguel Ángel Velasco