Asia Bibi pide cambiar la ley de blasfemia en Pakistán para evitar abusos

Ella misma fue encerrada en la cárcel durante casi 10 años y absuelta en octubre de 2018 por la Corte Suprema de Pakistán

Redacción
Foto: ACN

Asia Bibi ha salido al paso de la publicación de una entrevista que ella misma concedió a una televisión estadounidense. «En su opinión», el canal no ofreció, «la versión completa» de lo que piensa «respecto al daño que hace la aplicación de la ley de la blasfemia» en Pakistán, explica la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) después de haber entrevistado a la cristiana.

En la entrevista con ACN, Bibi vuelve a defender a las minorías religiosas y se mantiene a favor de cambiar la ley de la blasfemia del país para evitar abusos como los que le llevaron a ella a la cárcel. Esta cristiana, madre de 5 hijos, permaneció encerrada durante casi 5 años y absuelta en octubre de 2018 por la Corte Suprema de Pakistán.

«En el momento en el que Pakistán se independizó de la India», en 1947, el fundador del nuevo país, Mohamed Ali Jinnah, «garantizó la libertad de religión y pensamiento a todos los ciudadanos». Pero «hoy en día hay algunos grupos que están abusando de las leyes existentes», ha asegurado Bibi durante la entrevista con el director de ACN Italia.

Ante este atropello legislativo, la cristiana ha hecho «un llamamiento al primer ministro de Pakistán» para que salvaguarde y proteja «a las minorías, que son también ciudadanos paquistaníes», y especialmente a «las niñas que han sido convertidas a la fuerza».

Según el Informe para la Libertad Religiosa, la ley de la blasfemia, incorporada en 1986 al Código Penal de Pakistán, «limitan enormemente la libertad de religión y de expresión. La profanación del corán e insultar a Mahoma son delitos punibles con cadena perpetua y pena de muerte respectivamente. En la vida cotidiana estas leyes se utilizan con frecuencia como medio para perseguir a las minorías religiosas», aseguran desde la fundación pontificia.

Deseos de encontrarse con el Papa

Al final de la entrevista, Asia Bibi ha manifestado su «deseo de visitar Roma y, si es posible, de encontrarme con el Santo Padre». Asimismo, ha asegurado que reza por él, le ha agradecido su intercesión, así como la de Benedicto XVI, por su caso y ha explicado que conserva los rosario que le regaló Francisco. «Uno se quedó en Pakistán y el otro está conmigo y todos los días lo rezo por la fe y por los perseguidos de Pakistán».