Ainhoa Arteta: «La mejor manera de dar esperanza» ante esta situación «es con la oración y el arte» - Alfa y Omega

Ainhoa Arteta: «La mejor manera de dar esperanza» ante esta situación «es con la oración y el arte»

La soprano entró en directo en el programa Madrid frente al coronavirus y recordó su participación en Imagina Madrid, el especial del 2 de mayo de Telemadrid, en el que cantó el avemaría. Dijo creer «mucho en la oración» a través del canto y que «sentía que era una manera muy potente de ayudar, sobre todo a aquellos que han sucumbido a esta terrible pandemia»

José Calderero de Aldecoa
Foto: Telemadrid

La soprano entró en directo en el programa Madrid frente al coronavirus y recordó su participación en Imagina Madrid, el especial del 2 de mayo de Telemadrid, en el que cantó el avemaría. Dijo creer «mucho en la oración» a través del canto y que «sentía que era una manera muy potente de ayudar, sobre todo a aquellos que han sucumbido a esta terrible pandemia»

Ainhoa Arteta intervino este lunes en el programa Madrid frente al coronavirus y recordó su participación en Imagina Madrid, el especial del 2 de mayo de Telemadrid en el que la soprano cantó el avemaría tanto en la Puerta del Sol como ante una plaza prácticamente vacía en el Nuevo Baztán.

Y al ser preguntada por sus sensaciones durante su interpretación musical, Arteta confesó haber vivido el momento con «mucha emoción» al haber aportado su voz en un momento en el que la pandemia del coronavirus está haciendo estragos en la comunidad.

Sin embargo, la soprano fue un paso más allá e instó a cada uno a «aportar lo máximo» ante «el momento que estamos viviendo». En su caso, dijo creer «mucho en la oración» a través del canto. «Sentía que era una manera muy potente de ayudar, sobre todo a aquellos que han sucumbido a esta terrible pandemia».

Arteta confesó además que sigue «sintiendo esas ganas de orar y siempre que puedo canto y rezo así», como lo hizo en su concierto en la plaza vacía del Nuevo Baztán. En aquella ocasión, «la emoción era enorme porque la situación que estamos viviendo hacía que yo cantara en esa plaza vacía. Pero, gracias a los medios de comunicación, a la gente le pudo llegar el mensaje», que no es otro que «el enorme poder de sanación que tiene la música para el alma».

«A pesar del maravilloso humor que tenemos en este país, que Dios nos bendiga a todos, noto en la población que las almas están tristes. Y creo que la mejor manera de dar esperanza y de poder hacer florecer estas almas es con la oración y el arte, el canto en mi caso», añadió.

La soprano concluyó contando que tras su interpretación del avemaría en el Nuevo Baztan le prometió «a la alcaldesa que volvería a cantar una Misa dentro de su maravillosa iglesia y luego iría a tomarme algo en los maravillosos asadores» de la localidad.

J. C. de A.