La Iglesia en Castilla: «Afrontamos desafíos profundos que ni podíamos imaginar» - Alfa y Omega

La Iglesia en Castilla: «Afrontamos desafíos profundos que ni podíamos imaginar»

El encuentro de obispos, vicarios y arciprestes de la Iglesia en Castilla, que alcanza su edición número 36, abordó la preparación al matrimonio desde las perspectivas pastorales de la exhortación apostólica del Papa Francisco Amoris laetitia

Teresa Lapuerta
El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez (centro), con algunos de los obispos integrados en Iglesia en Castilla. Foto: Arzobispado de Valladolid

La casa de ejercicios de la colegiata de San Luis, en Villagarcía de Campos (Valladolid), acogió entre el 5 y el 8 de marzo la 36 edición del encuentro de obispos, vicarios y arciprestes de la denominada Iglesia en Castilla, conformada por nueve diócesis de Castilla y León (todas, menos las de León y Astorga).

Se trata de una reunión anual que se estableció para generar una conciencia de comunidad en la Iglesia castellanoleonesa y marcar unas orientaciones pastorales comunes para todas las diócesis participantes, en la que a lo largo de estos 35 años se han tratado diversas materias como la enseñanza, las unidades pastorales, la catequesis, la liturgia, el patrimonio cultural, la iniciación cristiana o la caridad, entre otros. «Es el foro más antiguo y perseverante de la Iglesia en Castilla; el encuentro de referencia para otros tantos que se celebran en los distintos ámbitos», tal y como explicó el obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello.

En esta ocasión, tras las dos ediciones anteriores dedicadas a dar respuesta a la vigorosa llamada del Papa a la salida misionera, la conversión pastoral y el anuncio alegre del Evangelio, el estudio, debate y la oración conjuntas versaron sobre la exhortación apostólica Amoris laetitia, pero centrando su mirada en el camino de preparación al matrimonio (los capítulos VI y VII de la segunda exhortación postsinodal de Francisco). «Hoy –subraya el Santo Padre– la pastoral familiar debe ser fundamentalmente misionera, en salida, de cercanía, en lugar de reducirse a ser una fábrica de cursos a los que pocos asisten»

Alrededor de 125 personas asistieron a la cita presidida por el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, que contó con la presencia de todos los obispos de Iglesia en Castilla (Ricardo Blázquez y Luis Argüello, de Valladolid; Fidel Herráez, arzobispo de Burgos; Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrigo; Jesús García Burillo, obispo de Ávila; Gregorio Martínez Sacristán, obispo de Zamora; César A. Franco, obispo de Segovia; Manuel Herrero, obispo de Palencia; y Carlos López, obispo de Salamanca), a excepción del futuro obispo de Osma-Soria, Abilio Martínez Varea, que no será ordenado hasta este sábado. Asistieron, asimismo, los vicarios generales y de pastoral de las nueve diócesis, medio centenar largo de arciprestes y, al versar el foro sobre la pastoral matrimonial, los delegados y encargados diocesanos de las delegaciones de Familia y Vida o de los centros de orientación familiar.

En los diferentes arciprestazgos se ha venido trabajando en los últimos meses, precisamente, en la acogida de Amoris laetitia para vivir un impulso evangelizador en torno a la familia y en las propuestas de mejora –«en intensidad, pero también posiblemente en extensión»– de la preparación al matrimonio entendida en un sentido amplio: tanto la remota (que hunde sus raíces en la iniciación cristiana, la educación afectivo-sexual o la pastoral juvenil), como la más próxima o de los novios, y la inmediata o la prematrimonial. Sobre todo ello, se reflexionó estos días.

«Nos enfrentamos a desafíos profundos –afirmó el cardenal don Ricardo Blázquez en la jornada inaugural del domingo–, hace 25 años en absoluto podíamos imaginar las cuestiones que ahora nos interpelan en relación con el matrimonio y la familia». Tras su bienvenida, el arcipreste de la zona oeste de Valladolid, Jorge Fernández Bastardo, hizo balance de estas tres décadas de «espíritu de comunión, de compartir, de diálogo, de fraternidad sacerdotal…».

La preparación al matrimonio

Además de los trabajos, puestas en común, mesas de experiencias, reuniones en grupo, encuentros por diócesis y momentos de oración, los asistentes tuvieron la oportunidad de asistir a las dos ponencias impartidas el lunes 6 de marzo por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, sobre La preparación al matrimonio en la actual situación cultural y eclesial y La renovación de la preparación al matrimonio desde Amoris laetitia. Criterios y propuestas.

Al día siguiente le tocó el turno al catedrático de Teología Moral de la Universidad Pontificia de Salamanca, José Román Flecha, que disertó sobre Una pastoral misionera. Invitación a leer Amoris laetitia desde Evangelii gaudium. Finalmente, la directora del Centro de Orientación Familiar de la archidiócesis de Valladolid, Nieves González Rico, hizo una exposición sobre una experiencia concreta, el proyecto de educación afectivo sexual Aprendamos a amar.