Adultos bautizados… y convertidos - Alfa y Omega

Adultos bautizados… y convertidos

La vida espiritual de los adultos ya bautizados es uno de los retos a los que se enfrenta la evangelización en España. Para responder a él, la Iglesia en España apuesta por el Itinerario de Formación Cristiana de Adultos (IFCA), que está siendo relanzado de cara al próximo Encuentro de Laicos de febrero de 2020. 4.200 personas lo siguen ya en 30 diócesis de España

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Reunión del IFCA en una parroquia. Foto: IFCA

La vida espiritual de los adultos ya bautizados es uno de los retos a los que se enfrenta la evangelización en España. Para responder a él, la Iglesia en España apuesta por el Itinerario de Formación Cristiana de Adultos (IFCA), que está siendo relanzado de cara al próximo Encuentro de Laicos de febrero de 2020. 4.200 personas lo siguen ya en 30 diócesis de España

Cada semana, en la parroquia San Francisco de Asís, de Alcalá de Henares, un grupo de adultos se reúne para crecer en la fe siguiendo el Itinerario de Formación Cristiana de Adultos (IFCA). «Es como la EGB del laicado, lo básico y fundamental. Y no es simplemente formación en unos conocimientos, es un auténtico encuentro de oración para conocer más a Jesucristo», explica Beatriz Pascual, una de las veteranas del grupo.

«Lo que hacemos es poner en común el trabajo que nos hemos llevado a casa la semana anterior, para revisar nuestra vida a la luz de la Palabra de Dios, y al final responder a Dios que nos ama de una u otra manera», añade Beatriz, que argumenta también que «nosotros los laicos tenemos nuestro trabajo, nuestra casa, nuestros hijos…, y necesitamos nuestra vida de oración y nuestra formación. No se trata de tener estudios, sino de pararte y tomar tu vida en tus manos, y ver desde ahí cómo te interpela el Evangelio. Todos tenemos que aportar, porque Dios se hace presente para todos en nuestra vida de algún modo».

Para Luis Manuel Romero, director del secretariado de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, el IFCA es «un plan de formación integral que no se basa solo en adquirir conocimientos, sino en encontrarte con Jesucristo y después transformar la realidad en la que estés».

Un trabajo en equipo

En vísperas de fiesta de Pentecostés y del Día de la Acción Católica y del Apostolado Seglar, Romero explica que este plan, ideado para aterrizar en las parroquias, «dio comienzo en el año 2001, bajo la guía de monseñor Elías Yanes, con un grupo de seglares vinculados a Acción Católica, y años más tarde lo asumió la Conferencia Episcopal como un medio para llegar a los numerosos laicos bautizados que ya han tenido una cierta iniciación a la vida cristiana pero a los que les hace falta un encuentro todavía más profundo con nuestro Señor Jesucristo, un encuentro que les lleve después a un compromiso claro en su vida cotidiana».

El IFCA está dividido en 100 temas de diversa índole, agrupados en cuatro grandes bloques: bíblico, doctrinal, espiritual y sociopolítico. Y cada reunión está concebida en tres pasos: una parte de oración y celebración, otra de tipo más formativo, y una última con preguntas para plantearte cómo ser cristiano en el mundo».

Se trata de un «verdadero catecumenado para adultos, pensado no para que uno lo estudie en la soledad de su casa, sino para trabajarlo en grupos, en equipos de vida, y compartirlo juntos».

J. L. V. D-M.