«Vivo con mi abuelo porque mi padre no me puede mantener. Ahora quiero volver a casa»

Los Centros de Capacitación y Orientación Laboral de Cáritas Madrid son espacios de enseñanza en oficios destinados a formar en las áreas que tienen más demanda en el mercado laboral. Israel se apuntó a los cursos y ahora ha vuelto al mercado laboral después de años parado

Alfa y Omega

Los Centros de Capacitación y Orientación Laboral de Cáritas Madrid son espacios de enseñanza en oficios destinados a formar en las áreas que tienen más demanda en el mercado laboral. Israel se apuntó a los cursos y ahora ha vuelto al mercado laboral después de años parado

Con 23 años, Israel Huete ha encontrado una nueva oportunidad laboral gracias a Cáritas Madrid. Actualmente vive con su abuelo porque su padre no le podía mantener y ahora quiere volver a casa y ayudar con los gastos.

Israel entró en uno de los centros de capacitación de Cáritas para formarse. Ahora cuenta con un empleo remunerado gracias a la colaboración entre Cáritas Madrid y a Legantis, empresa de marcado carácter social, que facilita el acceso al mercado laboral.

Cáritas Madrid cuenta con los Centros de Capacitación y Orientación Laboral que son espacios de enseñanza en oficios destinados a formar en las áreas que tienen más demanda en el mercado laboral. También se insiste en el acompañamiento, por lo tanto, cada alumno cuenta con un orientador laboral para asegurar un seguimiento personalizado.

¿Cómo entraste en contacto con Cáritas Madrid?

Fue por mi tía, se enteró que había cursos y que ayudaban a gente a trabajar y ella me lo dijo.

¿Tienes estudios?

Yo no tengo el graduado, no me gustaba estudiar, no me gustaba nada. Solo me gusta pintar pero para eso tenia que ir a bellas artes pasando antes por el graduado y como deje de estudiar con 16 años pues nada.

¿Y cuándo dejaste de estudiar?

Con 18 me puse a trabajar de reponedor en un supermercado 6 meses y después de aquello no me salió nada y no pude volver a trabajar. A mi lo que de verdad me gustaría es dedicarme a algo que tenga que ver con el dibujo, pero esta muy difícil la cosa. Estuve muchos meses parado, años y no me salía nada hasta que llegue a Cáritas.

¿Qué paso cuando llegaste a Cáritas?

Hice el curso de camarero durante un mes y al mes de haberlo terminado me llamaron de Legantis y desde entonces empecé de forma temporal, cuando me necesitaban me llamaban y desde este verano, que me saque el carnet de conducir gracias a Cáritas, estoy tres días a la semana con ellos.

Desde la empresa me animaron para que hiciera el curso de cortador de jamón, me dijeron que el curso me vendría bien y lo hice. Fue un poco corto el curso pero me ha servido de mucho. Ahora trabajo de las dos cosas, de camarero o de cortador de jamón. Además de los tres días a la semana si surgen más eventos que haya que ir me llaman y yo voy. Esto me da dinero para poder mantenerme.

¿Y que esperas para el futuro?

Me gustaría seguir con ellos pero como fijo, como están algunos de mis compañeros y seguir aprendiendo más. Hacer también el curso de cocina y ser el mejor.

¿Qué quieres para el futuro?

Estar tranquilo, ahora vivo con mi abuelo porque mi padre no tiene trabajo y no me puede mantener, pero ahora que estoy ganando algo más de dinero y estoy ahorrando me gustaría volver a mí casa y ayudar a mi padre y a mi hermano.

¿Dónde te gustaría estar dentro de 5 años?

Me gustaría dedicarme a algo relacionado con el dibujo, porque es lo que me gusta, lo tengo muy claro. Hasta ahora no he podido entrar como aprendiz pero como la cosa no esta muy bien no he podido. Estoy ahorrando para comprar maquinas, practicar y si la cosa va bien, poner un estudio propio y ganarme la vida con eso. Ese sería mi sueño.

¿Cómo ves a Cáritas Madrid?

Yo estoy muy agradecido por los cursos de Cáritas y por la oportunidad de Legantis, me animan a hacer cursos para que aprenda más y sepa manejarme yo solo. Lo cierto es que estoy muy agradecido.

¿Tienes esperanza en el futuro?

Si, claro. Mucha esperanza de que mi trabajo vaya a más. Quiero lograr trabajar los cinco días de la semana, aunque este mes de diciembre es muy bueno porque tenemos mucho trabajo.

¿Cómo es trabajar de nuevo?

Estoy muy a gusto, somos cinco. Con mi jefe tengo muy buena relación y la cocinera me trata como un hijo, así que estoy muy bien.

¿Cómo te sientes ahora?

Bien, muy bien. Porque tanto tiempo sin estar haciendo nada, buscando y sin que saliera nada. Todos los días eran iguales, no avanzaba, estaba siempre igual. Yo lo intentaba pero no salía nada y ahora tengo un trabajo y siento que hago algo y gano algo de dinero y me siento mucho mejor.

Cáritas Madrid/Alfa y Omega