Desde principios de junio, el grupo armado salafista Estado Islámico en Iraq y en Siria (ISIS) –ahora llamado Estado Islámico (IS)– ha sembrado el terror en Siria y el norte de Iraq. El 17 de julio los dirigentes del IS daban a los cristianos un ultimátum: tenían dos días para convertirse al Islam, pagar una desorbitada suma de dinero (jizya) o dejar Mosul, si no querían ser ejecutados. La mayoría huyó al Kurdistán sin nada, en peligrosísimas condiciones. El régimen terrorista del IS también ejecuta a los chiítas, y a cualquiera que se oponga a sus brutales prácticas. Además, está destruyendo el patrimonio cultural de la región, cuna de iglesias, monasterios y lugares de peregrinación de todas las religiones.

Por ello, Justicia y Paz de Europa insta a los líderes de la Unión Europea, y a todos los políticos europeos, a tomar medidas políticas en línea con la enérgica condena que, el pasado 21 de julio, hizo el Consejo de Seguridad de la ONU ante la persecución de la minorías en Iraq, y pide la consecución de los siguientes objetivos:

  • Declarar oficialmente al IS organización terrorista.
  • Prohibir el suministro de armas a este grupo terrorista y desenmascarar a quienes lo apoyan.
  • Presionar al Gobierno de Iraq para que aplique una política de unidad nacional que incluya a toda la población y evite así una mayor desintegración de Iraq, que tendría consecuencias desastrosas para toda la región.
  • Dotar de suficiente ayuda humanitaria a los Gobiernos de las regiones que reciben a un gran número de refugiados -antes de Siria y ahora también de Iraq- para que puedan mitigar su sufrimiento.
  • Apoyar a los cristianos perseguidos para que puedan recuperar la esperanza.
  • Que la persecución religiosa sea motivo de asilo para los exiliados de Iraq y otras regiones.

Monseñor Sako, Patriarca de la Iglesia católica-caldea, ha instado a todos los iraquíes, y en particular a los líderes musulmanes, a «respetar a la población no armada e inocente sea cual sea su origen étnico o religioso». Así, Justicia y Paz recomienda el fomento de la cooperación con todos los grupos musulmanes que se oponen al IS.

Mensaje de la organización europea Justicia y Paz