Tsuamis de vida despide su primera temporada con María, «la alegría de la casa»

Acaba la primera temporada de la serie de vídeos Tsunamis de vida. Los creadores de la iniciativa han presentado siete testimonios en los que se realza el valor de la vida. «Tu vida puede tener un nuevo inicio», aseguran. En el último vídeo se cuenta la historia de María, de 16 años y con Síndrome de Down

José Calderero de Aldecoa

Acaba la primera temporada de la serie de vídeos Tsunamis de vida. Los creadores de la iniciativa han presentado siete testimonios en los que se realza el valor de la vida. «Tu vida puede tener un nuevo inicio», aseguran. En el último vídeo se cuenta la historia de María, de 16 años y con Síndrome de Down

Un tsunami es una ola gigantesca, producida generalmente por un terremoto, que puede llegar a alcanzar los 30 metros de altura y que arrasa todo a su paso. La fuerza de los tsunamis es una de las más potentes de toda la naturaleza. Y nada mejor que un tsunami para definir la fuerza del mensaje de los vídeos Tsunamis de vida.

El martes 17 de julio, a las 17:00, se publicaba el último vídeo de la primera temporada. Una última entrega que cuenta la historia de María, una chica de 16 años con Síndrome de Down, que se ha convertido para su familia en la alegría de la casa.

«Cuando nació María, mi cuarta hija, para mí fue una circunstancia muy dura porque en un principio yo no sabía que iba a ser Síndrome de Down, en el embarazo no me dijeron nada. Yo no pensaba que iba a tener una hija» con esta enfermedad. Pero poco a poco la fueron conociendo y se convirtió en la alegría de toda la familia. «María es una niña super alegre. Siempre está contenta», relata su madre.

Fieles a la cita del martes

Tsunamis de vida también contó la historia de Peter, un niño de casi 12 años con espina bífida. El segundo vídeo estuvo dedicado a José Luis, maltratado por sus padres biológicos y que, gracias a una adopción, empezó a sentir que la vida era un regalo. El tercer vídeo tiene como protagonista a María, de 10 años. Tiene una malformación cerebral congénita que ha derivado en una parálisis cerebral, a pesar de lo cual sus padres la consideran un ángel en la tierra. En la cuarta entrega el tsunami de vida es el de Encarna, que con 85 años es una mujer llena de energía. Fran es el protagonista del quinto vídeo. A pesar de sufrir una enfermedad degenerativa llamada ataxia de Friedrich se define como un hombre feliz y amado que disfruta mucho de la vida. En el penúltimo vídeo se cuenta la historia de Claudia, que con 21 años ya ha sufrido tres abortos. Ahora está decidida a tener a su nuevo hijo, gracias a Pablo y Eli, que la acogieron en su casa para que Claudia pueda vivir un nuevo comienzo.

Los vídeos, que se publican siempre los martes, están causando sensación en internet. En total, el canal de Youtube de Tsunamis de vida ha acogido a más de 35.700 visitantes y, cada martes, cuando se publica un nuevo vídeo, miles de personas comparten la nueva entrega en sus perfiles de las redes sociales.

«El Tsunami deja claro que, por muy mal que estés, por mucho que hayas tocado fondo, si encuentras a alguien que te acoja, tu vida puede tener un nuevo inicio», explican los creadores de los vídeos. Ahora ya todo el mundo espera una nueva temporada con la que se pueda seguir demostrando que siempre hay un nuevo inicio, para seguir demostrando el valor de la vida.

José Calderero @jcalderero