Semana Santa en familia... y con Jesús

Por fin llega la Semana Santa, y hay familias que se organizan estos días de tal forma que Jesús esté en el centro. Por ejemplo, Ana y sus hermanos van siempre al encuentro de Cursillos de Cristiandad…

José Antonio Méndez
Ilustración: Asun Silva

Por fin llega la Semana Santa, y hay familias que se organizan estos días de tal forma que Jesús esté en el centro. Por ejemplo, Ana y sus hermanos van siempre al encuentro de Cursillos de Cristiandad en Guadarrama. Durante el día, «los niños tenemos catequesis, juegos, y hacemos manualidades. Con los padres nos juntamos para las Misas». A Ana le gusta estar con su familia y, a la vez, hacer amigos. También le parece muy bonito el Via Crucis: «En las columnas que hay por fuera de la casa ponemos muchos carteles con las estaciones» que representan el camino de Jesús hasta la cruz, «y luego pasamos con una cruz y rezamos en cada una. También escribimos en un papelito nuestros pecados y los colgamos en la cruz».

Pero lo que más le gusta de todo es el sábado por la noche, cuando celebran la Vigilia Pascual, porque «Jesús ha resucitado. Tenemos una Misa especial que empieza alrededor de una hoguera, donde quemamos los papeles con nuestros pecados. Después de la Misa, hay fiesta». Por todo eso, aunque otros amigos suyos se van de vacaciones a la playa, «a mí me gusta más la Pascua».

Misioneros en Semana Santa

semanasantafamiliayjesus2
Ilustración: Asun Silva

Otras personas aprovechan estos días para irse de misión. Es lo que hacen los miembros de las Familias Misioneras, de Regnum Christi. Luismi, de 12 años, nos explica que «yo voy con mi familia a otros sitios, a ayudar a párrocos que nos lo piden», por ejemplo porque tienen que atender varios pueblos pequeños. Este año irán a Magán, en Toledo. Durante esos días, ayudan al sacerdote en las celebraciones, y además «vamos por la calle y por las casas invitando a la gente a ir a Misa y rezar», cuenta su hermana Lourdes, de 10 años. «Aunque lo hacemos en Semana Santa, queremos que ellos se queden con la idea y lo sigan haciendo todo el año», añade Luismi.

Además, también ellos se preparan para vivir bien estos días. «Mientras los padres tienen reuniones, los niños tenemos catequesis, hacemos concursos de dibujos de Jesús, y también nos explican el Via Crucis que luego hacemos todos juntos por el pueblo -cuenta Lourdes-. Me gusta mucho ir porque todos los niños somos amigos y cada año viene alguna familia nueva».

José Antonio Méndez