Scholas reúne a 120 jóvenes de medio mundo: «La palabra esperanza fue la que más se utilizó» - Alfa y Omega

Scholas reúne a 120 jóvenes de medio mundo: «La palabra esperanza fue la que más se utilizó»

En el encuentro participó Alejandro García Gordo, que fue el encargado junto a su hermana Irene de informar al presidente de Argentina –también presente en la cita– sobre las reflexiones de los jóvenes. «Empezamos hablando de miedo o de los duros momentos que nos estaban tocando vivir y terminamos ofreciéndonos ayuda unos a otros y hablando, sobre todo, de esperanza», resume para Alfa y Omega

José Calderero de Aldecoa
El presidente de Argentina Alberto Fernández durante su conversación con los jóvenes españoles Alejandro e Irene García. Foto: Scholas Occurrentes

Seguir trabajando en la cultura del encuentro en un momento vital en el que hay que mantener la distancia de seguridad parece tarea imposible. No lo es, sin embargo, para Scholas Occurrentes, que gracias a la tecnología organizó este miércoles, en el Día Mundial de la Educación, un ciberencuentro mundial de jóvenes en el que participaron 120 estudiantes de 60 ciudades de todo el mundo.

El objetivo era «generar espacios de encuentro y darle voz a los jóvenes. Los participantes así pueden conocer de viva voz la realidad que viven sus pares en otros países y compartir sus sensaciones en este momento tan especial», aseguran desde la fundación pontificia.

En la cita participaron una decena de españoles. Alejandro García Gordo, de 19 años, fue uno de ellos. Conoció Scholas Occurrentes hace años «cuando vino a mi instituto a desarrollar el su programa de Ciudadanía», explica el joven a Alfa y Omega. «A partir de entonces, quise mantener esa experiencia y avanzar en las cosas que habíamos propuesto». De esta forma, «nos juntábamos, hablábamos de las necesidades de los jóvenes y tratábamos de generar propuestas para comunicar y satisfacer esas necesidades».

Sobre el ciberencuentro mundial, García Gordo asegura que «me abrió por completo la mente. Con el confinamiento te piensas que tu mundo se reduce un poco a tu cuarto, el salón, la cocina y el baño. Después de reunirme con todos los jóvenes de Scholas, en este y en el anterior encuentro de hace unos días, te das cuenta de la situación del mundo y que podemos estar bien si permanecemos unidos», asegura.

Foto: Scholas Occurrentes

El presidente de Argentina junto a los jóvenes

Pero además de los jóvenes, la reunión virtual también contó con la presencia del presidente de Argentina Alberto Fernández, a quien Alejandro García –junto con su hermana Irene– informó sobre las reflexiones que se estaban dando en los encuentros de Scholas: «La verdad es que al principio todos empezamos hablando del miedo o de los duros momentos que nos estaban tocando vivir, pero poco a poco la situación fue cambiado y, de pronto, un chico animaba a otro, un tercero sonreía a otro de los participantes ante su testimonio, nos ofrecíamos ayuda unos a otros y al final la palabra esperanza fue la más utilizada».

Por su parte, el presidente argentino consideró que «es una formidable idea que los jóvenes se encuentren en un momento como este para ver lo que le pasa al mundo y ver qué oportunidades van a aparecer después de esta tragedia. Es una gran oportunidad para revisar cómo encarar el futuro y para que los jóvenes, como le gusta decir al Papa Francisco, “hagan lío”. Hagan lío para terminar con tanta injusticia y para construir un mejor mundo».

Asimismo, pidió a los participantes tener muy presente «las enseñanza del Papa», cuando dice «“de esta nadie sale solo”. Aquí nadie se salva solo, nos salvamos en comunidad, abrazados, dando la pelea. Esa es la enseñanza que tenemos que tener de este momento».

Fernández además tuvo ocasión de enviar un mensaje de apoyo a su homólogo, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, con quien dijo haber dialogado recientemente: «Me parece que, como contaban Alex e Irene desde Madrid –un lugar que en estos momentos lo están pasando tan mal, donde la enfermedad avanza y se lleva muchas vidas– la palabra esperanza es muy importante. Hablé días atrás con Pedro Sánchez, y hablamos de todo el dolor que esto nos causa. Porque no solo se trata de pasar la pandemia, sino de la esperanza de construir una sociedad más justa».