«Quienes matan en nombre de Dios no creen en Dios»

El cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Cañizares, presidió este miércoles por la noche un funeral por las víctimas de los atentados suicidas de Bruselas y Pakistán. EL prelado aseguró que «Dios clama por…

Colaborador
Foto: J. Peiró/AVAN

El cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Cañizares, presidió este miércoles por la noche un funeral por las víctimas de los atentados suicidas de Bruselas y Pakistán, así como del ataque del 13 de marzo contra una zona turística de Costa de Marfil. El prelado aseguró que «Dios clama por la sangre de tantos inocentes» y añadió que «sus muertes no serán estériles, porque sembrarán esperanza»

Foto: J. Peiró/AVAN

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, aseguró este miércoles en Valencia en la Misa que presidió por las víctimas de los atentados terroristas en Pakistán, Costa de Marfil y Bruselas, que «Dios clama por la sangre de tantos inocentes» y añadió que «no serán estériles sus muertes, porque sembrarán esperanza».

Durante la Misa celebrada en la catedral, convocada por el purpurado en sufragio por las víctimas de los últimos atentados terroristas, el cardenal señaló que «quien mata en nombre de Dios no cree en Dios».

De igual modo, «la muerte, que reina en el corazón de quienes asesinan, no puede arrebatar a Dios lo que le pertenece por derecho propio» en el sentido de que «cada uno de sus hijos, creados con amor y redimidos por Cristo, están llamados a la eternidad, pero esto lo ignoran los terroristas: a los que han matado están llamados a la eternidad para gozar de esa misericordia de Dios que no tiene límite».

Asimismo, el arzobispo explicó que «la Iglesia no tiene poder, no tiene riqueza, se equivocan quienes ven así a la Iglesia, porque su poder es la Cruz, los mártires, sencillamente Jesucristo» y ha recordado que «nada supera la fertilidad evangelizadora del martirio. Sus muertes serán semilla de nuevos cristianos».

Velas a la puerta

Los bancos de la catedral de Valencia se llenaron en la Misa en la que participaron decenas de cristianos pakistaníes refugiados en Valencia, que interpretaron un canto por la paz y una de las lecturas en su idioma, el urdu. Al finalizar la Eucaristía fueron recibidos en la sacristía de la seo por el purpurado, quien les bendijo.

Foto: J. Peiró/AVAN

Posteriormente encendieron velas en el exterior del templo, junto a la Puerta de los Hierros, en la zona en la que también ayer numerosas personas fueron colocando de forma espontánea velas, flores y oraciones escritas por la paz, y mensajes de cercanía y solidaridad con las víctimas del atentado.

En la Misa, en la que la Coral Catedralicia interpretó piezas del Réquiem de Fauré, tomaron parte delegaciones diplomáticas en Valencia, concejales del ayuntamiento de Valencia, responsables de Lo Rat Penat, de la Real Academia de Cultura Valenciana y de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir así como fieles valencianos, procedentes de distintas parroquias, grupos y movimientos cristianos, así como feligreses a nivel particular, que llenaron los bancos de la Seo.

La Eucaristía fue oficiada por las víctimas de los atentados en Pakistán, en Bruselas, y en los últimos atentados terroristas en distintas partes del mundo, como Costa de Marfil; así como por las universitarias que perdieron la vida en el accidente de autobús de Tarragona, ocurrido el pasado 20 de marzo.

AVAN