Profanan la capilla universitaria de Santiago: «El dolor de ver a Nuestro Señor maltratado es incalculable»

La capilla de la Universidad Santiago de Compostela profanada la semana pasada acogerá este viernes un acto de desagravio presidido por el obispo. «Ojalá esto sirva para hacernos más conscientes del valor de contar con la presencia real de Jesús entre nosotros en las Sagradas Formas», dice el delegado de Juventud

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

La capilla de la Universidad Santiago de Compostela profanada la semana pasada acogerá este viernes un acto de desagravio presidido por el obispo. «Ojalá esto sirva para hacernos más conscientes del valor de contar con la presencia real de Jesús entre nosotros en las Sagradas Formas», dice el delegado de Juventud

El pasado viernes, cuando muchos fieles ya habían celebrado el Corpus Christi y otros muchos se preparaban para hacerlo el domingo, un grupo de personas forzaba la cerradura de la capilla de la Universidad Santiago de Compostela, realizando en su interior numerosos destrozos y profanando el Santísimo custodiado en el sagrario.

Los daños no han sido muy elevados, «pero indudablemente son un trastorno para la actividad normal de la capilla», reconoce Javier García, delegado de Pastoral de Infancia y Juventud que colabora habitualmente en la pastoral universitaria. Sin embargo, lo más doloroso ha sido la profanación de las Sagradas Formas: «más allá de cualquier consideración económica, el dolor que nos supone ver a nuestro Señor así, maltratado, es incalculable», rezaba la nota que emitió la Delegación tras conocer los hechos.

El grupo que logró entrar en la capilla «eran unos chavales que se dedicaron a hacer el gamberro», dice García en conversación con Alfa y Omega. En el interior «hicieron un estropicio, fumaron y abrieron los cajones, y tiraron todo por el suelo». Consiguieron también llevarse algunas cosas de no mucho valor, como algunos elementos del equipo de sonido; pero lo peor fue que encontraron la llave del sagrario y, aunque no se llevaron el Cuerpo del Señor, sí lo profanaron.

«Estuvieron jugando dentro y haciendo el tonto», dice el delegado, que excluye motivaciones de tipo satánico, pero lo que hicieron supone una profanación del Santísimo por la que la diócesis de Santiago de Compostela ya ha anunciado un acto de desagravio este viernes a las 20:30 horas, presidido por el arzobispo, don Julián Barrio.

«Será un rato de reparación por lo sucedido, en el que oraremos y pediremos perdón por quienes lo han cometido, y le rogaremos al Señor la vuelta a la actividad normal de la capilla», dice García, desde cuya Delegación ha difundido un escrito detallando los pormenores de un rito de desagravio. Desde primera hora de la tarde, el templo se abrirá para que los fieles que lo deseen puedan acercarse a rezar ante el Santísimo, que estará expuesto desde esa hora, y habrá sacerdotes confesando «para subrayar el sentido penitencial por todo lo que ha pasado».

La capilla de la USC es un pulmón de espiritualidad dentro de la universidad, y acoge cada miércoles del año la iniciativa La tienda del encuentro, donde numerosos jóvenes y estudiantes se reúnen para celebrar la Eucaristía y adorar al Santísimo. «Es verdad que esto que ha pasado ha afectado mucho a la gente –reconoce García–, pero esperamos que sirva para hacernos más conscientes del valor que supone contar con la presencia real de Jesús entre nosotros en las Sagradas Formas. Ojalá que este suceso ayude a que así sea».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo