Primeras comuniones Have a God time

Cristina Sánchez Aguilar

Regalos coherentes para cada momento. Ese es el objetivo por el que Miguel y Adriana, diseñadores gráficos, montaron Have a God time (haveagodtime.com). Ahora, en tiempo de comuniones, la página web ofrece regalos para padres y padrinos, para que recuerden a los niños el verdadero sentido de ese día tan especial

«Queremos resaltar la importancia de la coherencia en los regalos», señalan Adriana Ribó y Miguel Laorga. Se trata de combinar fe, imaginación y diseño. Por eso, nada más abrir la caja Mi primera Comunión hay una oración para el niño que acaba de recibir a Jesús. En el interior, libretas con la imagen de la Virgen, un rosario, lápices con oraciones… Otra de las opciones de regalo es Holy Mary in my room, una María de trapo confeccionada por monjas de clausura, «para saludarla por las mañanas y pedirla un feliz descanso por la noche», recuerdan desde Have a God time. Y así muchas opciones más, para que la fiesta de la Comunión sea mucho más que recibir el anhelado móvil o la consola de videojuegos.

Have a God Time es mucho más que escaparate cibernético de un matrimonio de diseñadores, el gran objetivo es «aportar nuestro granito de arena, conseguir que miles de cristianos llevemos, sin miedo, nuestra fe en una camiseta, en un bolso, en la decoración de casa, en el trabajo», aseguran sus fundadores, Miguel y Adriana. Más allá del propósito empresarial, confiesan, sobre todo es un proyecto de fe.

También, recuerdan, «es un antídoto cotidiano para la secularización reinante». «Queremos ayudar a las familias para que vuelvan a meter a Cristo en sus vidas. Se trata de meter a Dios en casa».

Para ver el catálogo completo de primeras comuniones pincha [AQUÍ]

Cristina Sánchez Aguilar @csanchezaguilar