Paraguay planta cara a las presiones proabortistas de la ONU - Alfa y Omega

Paraguay planta cara a las presiones proabortistas de la ONU

La ONU presiona a Paraguay en sus informes y la Cámara de Diputados pide al presidente Cartes que mantenga su defensa de la vida

Redacción

La ONU presiona a Paraguay en sus informes y la Cámara de Diputados pide al presidente Cartes que mantenga su defensa de la vida

La Cámara de Diputados de Paraguay aprobó el 24 de agosto una resolución que apoya al presidente del país, Horacio Cartes, en su defensa del derecho a la vida del no nacido desde la concepción. La resolución es una respuesta a la intensa presión abortista a la que las Naciones Unidas han sometido este año a Paraguay.

Este país consagra el derecho a la vida en su constitución, y la ONU ha aprovechado la revisión periódica que hace cada cinco años de la situación de los derechos humanos en cada país para exigirle en cuatro informes diferentes que legalice el aborto. La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos se han sumado a estas presiones.

«El aborto no es un derecho humano»

La resolución responde recordando que la Declaración Universal de Derechos Humanos recoge el derecho a la vida, y que «el artículo 4.1 de la Convención Americana de Derechos Humanos» habla de este derecho «desde la concepción», por lo que los Estados miembros de la OEA «reconocen que el aborto no es un derecho humano».

Por este motivo, la resolución del órgano legislativo no solo defiende la postura del país, sino que «exhorta a los miembros de la OEA» y al presidente paraguayo «a declarar 2016 como el Año del Derecho a la Vida».

Ya en mayo, la Cámara de Diputados pidió a Cartes que defendiera la vida y la familia después de otra oleada de presiones de la OEA para imponer la ideología de género. En junio, el presidente aseguró a los paraguayos que no se inclinaría ante la presión de las agencias internacionales. «Ahí estaremos, defendiendo los derechos de la vida y la familia, como siempre».

Alfa y Omega