«Para amar bien hay que aprender» - Alfa y Omega

«Para amar bien hay que aprender»

Cada vez más parroquias y Centros de Orientación Familiar de Madrid ofrecen a los matrimonios la posibilidad de hacer una ITV matrimonial, para revisar y potenciar su relación

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: Juan Luis Vázquez

Cada vez más parroquias y Centros de Orientación Familiar de Madrid ofrecen a los matrimonios la posibilidad de hacer una ITV matrimonial, para revisar y potenciar su relación

David y Aurora llevan once años casados y tienen cuatro hijos. Su matrimonio va bien, pero necesita de vez en cuando una revisión. Por eso se apuntaron el pasado sábado a una ITV matrimonial. «Para nosotros es una necesidad, porque el matrimonio hay que cuidarlo. Hoy hay catequesis de Bautismo, de Primera Comunión, de Confirmación…, pero ¿dónde está el cuidado del matrimonio? Tienes los cursillos prematrimoniales, luego viene la boda…, ¿y después qué?», dice Aurora.

Para David, «se dan muchas cosas por sabidas. Como casarse es algo habitual, pues te casas y ya está, pero para amar bien hay que aprender. Hay que aprender a tratar al otro, a tu marido, a tu mujer… Si no tienes las herramientas necesarias, al final puedes acabar en el psicólogo, o divorciados».

Ambos tienen claro que acudir a una ITV debería ser algo normalizado, «aunque tu relación no estés en crisis, porque si esperas a estar mal para formarte o para pedir ayuda a lo mejor ya es tarde. Si algo se empieza a romper un poco, arréglalo ahora, porque a lo mejor luego ya no podrás», asegura David.

Para hablar y estar juntos

Esta pareja participó junto a otros 125 matrimonios en la ITV matrimonial que cada seis meses organizan las parroquias Nuestra Señora de Fuente del Fresno y San Manuel González, junto al Centro de Orientación Familiar (COF) San Juan Pablo II.

«Esto no es un taller, sino una revisión. Ya hay muchas escuelas de padres, y ya hay conciencia de la necesidad de acompañar a matrimonios en crisis, pero también es importante ayudar a mejorar la relación de cualquier matrimonio, aunque no necesariamente esté pasando por un bache gordo. Es muy bueno parar y revisar de vez en cuando cómo va la relación», dice Javier Sánchez Cervera, párroco de Nuestra Señora de Fuente del Fresno.

«Nuestro objetivo es ayudar a los esposos a detectar cualquier dificultad que pueda haber en su relación y les damos la oportunidad de hablar entre ellos. Les damos un espacio para hablar y las herramientas necesarias para que su relación crezca», confirma Javier.

La estructura de una de estas ITV consiste en una charla de un par de expertos, un coloquio más informal después con los matrimonios que asisten, y la Eucaristía o un rato de oración conyugal ante el Santísimo, «pero lo que más ayuda a los matrimonios es que damos mucha importancia al diálogo entre los dos, a solas, en un jardín muy grande en el que pueden pasear, hablar y trabajar con las herramientas que les damos sobre los temas que se han tratado», desvela el párroco de Fuente del Fresno. Además, a las parejas se les da muchas facilidades porque un equipo de monitores cuida de los niños mientras los padres están en las charlas o hablando entre ellos, y además todas las actividades son gratuitas.

Un salto cualitativo

Este sábado intervinieron el doctor Carlos Chiclana, quien habló sobre Sexualidad y afectividad sana, y la psicóloga Teresa Barrera, que abordó la relación de la pareja con La familia propia y la familia del cónyuge, pero en otras ediciones han pasado por la ITV obispos como monseñor Munilla, expertos en familia como Javier Vidal Quadras, mediadores como Nacho Tornel, terapeutas como Sofía Ariza, psicólogos como Paloma Cendra, y divulgadores de temas de familia como el matrimonio Basallo Díez, Juan José Jabaloyes o Leopoldo Abadía.

«Siempre evitamos tratar directamente temas relacionados con los hijos. Queremos hablar de matrimonio, o de la familia como mucho. Por eso los ponentes que hemos traído han hablado del Matrimonio como sacramento, la sexualidad, la comunicación entre los esposos, la familia y la misericordia, la familia y la fe cristiana…», dice Javier, que al ser preguntado por los frutos de esta iniciativa, responde con humor que «¡algunos frutos se ven a los nueve meses! [risas], pero lo fundamental es que la relación entre los dos mejora cualitativamente».

Un enfoque práctico

En Madrid, la organización de ITV matrimoniales ya está bastante extendida y son numerosas las parroquias que ofrecen a los matrimonios una jornada periódica para poner a punto su relación: Nuestra Señora del Buen Suceso, la Visitación de Las Rozas, Santa María de Caná, Santa Elena, Santa Catalina de Alejandría… Y varios COF ofrecen ya esta iniciativa entre sus actividades anuales: Sagrada Familia, Juan Pablo II, Hogar de la Misericordia, Cristo Rey de Pozuelo…

Para Olga Hernica, coordinadora de los COF de la diócesis de Madrid, «esta herramienta es fundamental para la pareja, porque nos hemos dado cuenta de lo necesaria que es la prevención. Los matrimonios sacan mucho provecho de estas ITV porque les dan herramientas para su día a día. No consisten en una charla típica, sino que tienen un enfoque muy práctico que les hace hablar y pensar juntos. Es una manera muy saludable de formación continua de los matrimonios», explica Olga, quien desvela que la diócesis tiene previsto ofrecer al menos una ITV matrimonial en cada una de las vicarías.

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo