Nuevo disco de Hakuna: «Hemos puesto nuestros dones para que Dios los utilice para llegar a los demás»

El arzobispo de Madrid se encontró recientemente con los jóvenes de la asociación impulsada por el sacerdote José Pedro Manglano y los alentó a «no perder de vista la importancia de invitar a la gente a echar raíz» en la Iglesia. El que será el cuarto disco del grupo verá la luz a partir de mediados de julio

José Calderero de Aldecoa
Foto: Hakuna Group Music

El arzobispo de Madrid se encontró recientemente con los jóvenes de la asociación impulsada por el sacerdote José Pedro Manglano y los alentó a «no perder de vista la importancia de invitar a la gente a echar raíz» en la Iglesia. El que será el cuarto disco del grupo verá la luz a partir de mediados de julio

Hakuna Group Music prepara nuevo disco. El cuarto. Tendrá 12 canciones. Se llama Sencillamente y estará listo «para mediados o finales del mes de julio», detalla Jaime Echánove, responsable de la parte musical de Hakuna.

El propósito será el mismo con el que lanzaron los tres anteriores discos, que no es otro que «acercarnos nosotros mismos a Dios y acercar a todo el que lo escuche. Es lo único que pretendemos con cada canción», asegura Echánove.

Como ejemplo, el responsable musical habla del tema Sencillamente –que da nombre al disco– y que está estructurado en tres partes: «En la primera habla de lo que es creer, la segunda de lo que es esperar y la tercera de lo que es amar. Creo, espero y amo. Podríamos decir que es un buen compendio de actitud cristiana».

Sencillamente y el resto de composiciones forman entre todas un disco que Echánove define como ecléctico. «Nuestras canciones se pueden escuchar en adoraciones o en el coche de camino a tomar algo con los amigos. Hay bastante variedad de temas. En este sentido, no es como nuestro anterior disco, Pasión, que son las estaciones del Viacrucis y está pensado para el contexto de la Semana Santa».

La música y Hakuna

Y aunque Hakuna es sobre todo una asociación privada de fieles para alentar al seguimiento de Cristo, lo cierto es que «la música es un pilar muy importante» de este movimiento que surgió en 2013 en torno a la preparación de un grupo de jóvenes para asistir a la JMJ de Río de Janeiro. «Nos expresamos habitualmente con música: vivimos lo que cantamos y cantamos lo que vivimos. También con música queremos recordar al mundo la belleza de la vida, y mostrarles la belleza de Cristo», aseguran desde la asociación.

La música «nos ayuda a vivir las adoraciones, que es donde mucha gente ha conocido a Dios y ha empezado a tener una vida de fe», añade Jaime Echánove. «Y las horas santas están muy bien y ayudan a muchísima gente, pero el centro y raíz de nuestra vida interior es la Misa». De esta forma, el grupo se encuentra inmerso en un nuevo proyecto: musicalizar la Eucaristía. «La idea es como pasar de la hora santa a la Misa».

Echar raíces

Algo parecido fue lo que recientemente pidió el cardenal Osoro al grupo. «Hace unos días estuvo comiendo con nosotros el arzobispo [de Madrid] y nos dijo que gracias a nosotros y a nuestra música estamos llegando a mucha gente que a lo mejor no conocía a Dios y ahora se sentían atraídos», explica Nacho de los Ríos, responsable de comunicación de Hakuna. Sin embargo, «nos alentaba también a no perder de vista la importancia de invitar a la gente a echar raíz» en la Iglesia o en cualquiera de sus movimientos, añade de los Ríos.

En este sentido, concluye Echánove, «hemos puesto nuestro dones al servicio del Señor y la Iglesia para que Él mismo los utilice para llegar a los demás y también a nuestros corazones».

José Calderero de Aldecoa @jcalderero