Mi párroco visita mi colegio

María Martínez López
Sofía, Alejandra, Inés, Cecilia y Ana

El jueves pasado, el colegio Everest Monteclaro celebró, por segunda vez, el Día del Párroco. En esta fecha, los niños invitan a los sacerdotes de sus parroquias, y los que pueden van a pasar la mañana allí. El año pasado, las hermanas Ana (1º ESO), Alejandra (5º Primaria) e Inés Gabián (3º Primaria) invitaron a su párroco y a otro sacerdote, don Jesús. Este año, sólo fue don Jesús. «Hemos pasado la mañana con ellos –cuenta Ana–, hemos visto unos vídeos» sobre el colegio y sobre los sacerdotes, «y hemos hablado. Me gusta que vengan, porque así saben dónde damos clase y nos conocen más, y también nosotras hemos conocido a otros párrocos».

Un momento de la visita de los párrocos

Después de desayunar con las niñas y ver los vídeos, los sacerdotes han pasado por las clases de Primaria. En la de Alejandra –cuenta–, «como yo era la que le había invitado, todos los compañeros me miraban, y me he muerto de la vergüenza. Pero también me hacía ilusión. Nos ha contado que está muy contento de entregar su vida a Dios, y que le gusta mucho celebrar Misa; sobre todo la de niños». A Inés y sus compañeras, como se están preparando para la Primera Comunión, les dijo que «tenemos que recibir a Jesús con mucha ilusión y fe. Y nosotros le hemos dicho que el día de la Comunión rezaremos por él y todos los párrocos».

Sofía y Cecilia, de 6º, han sido azafatas, acompañando a los sacerdotes durante la visita. Nos cuentan que el Día del Párroco está incluido en la Semana de las Vocaciones. Durante esta semana, «todos los grupos, desde 3º de Primaria hasta 2º de Bachillerato, hemos pasado por la capilla para rezar ante el Santísimo», dando gracias por los sacerdotes y consagrados, y para pedir que haya más y sean santos.

Foto de la visita de los párrocos

Inés Pou, una profesora del colegio, explica que «las niñas saben que son unas afortunadas por tener sacerdotes en el colegio, porque gracias a ellos pueden confesarse y comulgar. Pero hacemos el Día del Párroco porque es bueno que las niñas también participen en la parroquia. Los sacerdotes necesitan nuestras oraciones» y nuestra ayuda. Don Jesús, el sacerdote, opina lo mismo: «Es una actividad bonita para que conozcan la labor de los sacerdotes en las parroquias. Aunque vayan a un colegio religioso, lo que hace la parroquia también es para ellos, y es importante que se impliquen».

María Martínez López