Más Plurales pide a Pedro Sánchez la paralización de la ley Celaá - Alfa y Omega

Más Plurales pide a Pedro Sánchez la paralización de la ley Celaá

Ha registrado este lunes un escrito en el Palacio de la Moncloa en el que solicita, además, una reunión urgente

Fran Otero
Representantes de Más Plurales, en el Palacio de la Moncloa

La plataforma Más Plurales, que integra a sindicatos, asociaciones de familias, entidades titulares de los centros educativos y otras organizaciones, ha registrado este lunes en el Palacio de la Moncloa un escrito en el que solicitan al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la paralización de la ley Celaá y que se abra un periodo de debate y de participación para alcanzar un consenso en materia educativa.

Además, le piden una reunión urgente para hacerle llegar así una serie de sugerencias «para mejorar el contenido» de una ley que «está provocando una fractura en la educación española al aplicar recortes a las libertades democráticas y condenar a los centros de iniciativa social a un papel subsidiario de la educación pública, que se convierte en el único modelo».

Desde Más Plurales ven bien que se refuerce el papel de la pública, pero añaden que para ello «no es necesario excluir a la enseñanza concertada». «Además, la ley anuncia la progresiva desaparición de los centros de Educación Especial, desprecia al profesorado de la enseñanza concertada y convierte a la Religión en una asignatura marginal y decorativa», lamentan.

Transformación «radical»

En este sentido, denuncian que el proyecto se centra en transformar «de manera radical asuntos nada problemáticos como la complementariedad de los modelos educativos» en vez de abordar cuestiones «tan importantes» como el fracaso escolar, la igualdad educativa, la mejora de oportunidades o el descenso del nivel de los alumnos españoles.

«Más Plurales no entiende –continúa el comunicado– las prisas con las que se está tramitando la ley y piensa que todavía se está a tiempo, con espíritu de consenso, de alcanzar acuerdos que mejoren el contenido de una ley que ha provocado un unánime rechazo en la sociedad española».

En su opinión, «todos somos necesarios para contribuir a la formación de nuestros alumnos y, desde la convivencia y el respeto a la pluralidad y libertad, avanzar en la mejora de nuestra sociedad civil».