Mary Melone: «Ninguna mujer quiere un cargo por una cuota rosa»

La franciscana sor Mary Melone dirigió, hasta el pasado 23 de septiembre, la universidad eclesiástica, cargo que dejó cuando fue nombrada madre general de las Hermanas Franciscanas Angelinas

Victoria Isabel Cardiel C.
Foto: Sor Mary Melone

Ha sido la pionera en muchos ámbitos de la vida académica: la primera mujer en ocupar una cátedra permanente como profesora en la Facultad de Estudios Teológicos de la Pontificia Universidad Antonianum; la primera decana de Teología y la primera al frente del rectorado de una universidad pontificia en la Ciudad Eterna. La franciscana sor Mary Melone dirigió, hasta el pasado 23 de septiembre, la universidad eclesiástica, cargo que dejó cuando fue nombrada madre general de las Hermanas Franciscanas Angelinas

¿Cómo valora su experiencia como primera mujer al frente de la rectoría de una universidad pontificia en Roma?

La designación tuvo mucho eco mediático. Al principio hubo cierta sorpresa, porque hay que pensar que los estudios teológicos hasta el Concilio Vaticano II estaban reservados a los hombres que entraban al seminario.

¿Cómo desarrolló las relaciones con otras instituciones o rectorados?

Ese tipo de intercambios se establecen con base a las competencias profesionales de cada persona. Siempre he querido que me valorasen por mi capacidad académica y no por ser mujer. No creo que ninguna mujer quiera que la pongan en un cargo porque hay una cuota rosa que lo establece.

¿Diría que existe una brecha salarial en el ámbito de las universidades pontificias?

Las retribuciones económicas están perfectamente estipuladas en función del cargo y no hay diferencias entre hombres y mujeres. Si bien hay cierto déficit de mujeres. Pero es importante que cada vez haya más profesoras en las universidades pontificias, porque el talante femenino no puede estar excluido en la formación de los sacerdotes.

¿Hacia dónde mira la educación católica?

El servicio eclesial a la educación es ingente a nivel mundial. El Papa ha convocado un gran evento el próximo 14 de mayo de 2020 con el objetivo de reconstrucción del pacto educativo. El mundo es más frágil porque no hay una alianza global en este campo.

¿Existe una teología eminentemente femenina?

No creo que exista esta particular categoría. Hay una sola y verdadera teología válida para todos los creyentes. Si bien es indudable que las mujeres tenemos ciertas características propias que reflejamos cuando estudiamos teología. Espero que cada vez muchas más mujeres se animen a esto.

Victoria Isabel Cardiel C.
Ciudad del Vaticano


Otras:

Francesca Di Giovanni: «La voz de la Santa Sede debe ser escuchada»
Mariella Enoc: «La clave está en conjugar el presupuesto con la humanidad»
Silvina Pérez: «El Vaticano está a la vanguardia en remuneraciones equitativas»