Los youtubers católicos se profesionalizan: nace el canal Se buscan rebeldes

Se buscan rebeldes es un nuevo canal católico de evangelización que trata de «dar a conocer el mensaje del amor de Dios, que es un mensaje de felicidad, en un lenguaje cercano y actual. Y todo hecho con una producción profesional, porque Dios se merece que lo hagamos bien», explica uno de sus impulsores

José Calderero de Aldecoa

Moderno, atrevido, bien hecho y con Jesucristo como piedra angular del proyecto. Así es el nuevo canal de temática católica que acaba de nacer en YouTube: Se buscan rebeldes, que «busca saciar la sed que tienes de felicidad y responder tus preguntas con el poder transformador de Dios», se presentan.

Todo surgió tras el nuevo Directorio General para la Catequesis, presentado este verano, que «traía dos novedades: pedía una evangelización en la nueva cultura digital y hablaba de la sinodalidad», explica el sacerdote madrileño Ignacio Amorós. Bajo estas dos premisas, «hemos preparado una serie de catequesis, que mezcla temas doctrinales con otros más polémicos. Los jóvenes van dando sus opiniones, hablando de Dios con frescura, y luego un sacerdote expone un tema doctrinal acompañado de muchos recursos, como música, fotos o vídeos…Es como una lluvia catequizadora que te entra por todas partes».

Según Amorós, se trata de «dar a conocer el mensaje del amor de Dios, que es un mensaje de felicidad, un mensaje de esperanza, en un lenguaje cercano, actual, mileniall, un lenguaje que se entienda. Y todo hecho con una producción profesional, porque Dios se merece que lo hagamos bien».

Laicos y sacerdotes unidos

Detrás del proyecto, se encuentra un grupo de laicos y sacerdotes de distintas diócesis y ámbitos profesionales a los que les mueve la evangelización en la nueva cultura digital. Destaca el productor profesional Nacho Robiou, que con su empresa RTB producciones ha trabajado para medios de la talla de Mediaset o Antena 3. Él es el encargado del aspecto profesional de los vídeos. Y Jaime O’Connor, proveniente del mundo del marketing, que es quien se encarga de toda la comunicación y de la difusión de los contenidos.

Se buscan rebeldes también cuenta con un grupo de sacerdotes colaboradores, como Ignacio Amorós, madrileño de 30 años pero incardinado en Uruguay; Javier Sánchez Cervera, párroco en San Sebastián de los Reyes; el sacerdote pamplonica Íñigo Ugalde o el presbítero Carlos Mairena, de Nicaragua.

Rebeldes e inconformistas

El canal está especialmente dirigido a todos aquellos jóvenes «que no se conforman con una vida a medias, que no se conforman con lo que les plantea una sociedad que en muchas ocasiones se trata de una sociedad consumista, pansexual, que te deja vacío». «Queremos llegar a todos esos jóvenes que buscan más allá y entonces planteamos la gran revolución de la historia, que es la que trajo Jesucristo. Es la revolución del amor de Dios, que es la que necesitamos todos para ser felices».

De esta forma, «en todos los vídeos aparece siempre Jesucristo. Es el punto central de todo el proyecto» y «presentamos su mensaje siempre de forma positiva». Además, se van a conjugar «temas doctrinales y temas polémicos actuales. Pero no queremos que solo haya temas polémicos porque no queremos que las ideologías del momento nos marquen el camino. Vamos a hacer catequesis católica, vamos a hablar del Evangelio, del catecismo, solo que con un lenguaje entendible por los jóvenes de hoy», concluye el sacerdote Ignacio Amorós.