Los que más sufren vuelven a ser los protagonistas de un viaje del Papa

La Conferencia Episcopal Peruana ha presentado el programa del viaje que llevará a Francisco a las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima y que estará marcado por «su gran preocupación por las poblaciones que viven en la Amazonía, por el medioambiente» y para estar cerca de los que más sufren

José Calderero de Aldecoa
Presentación del programa del viaje del Papa a Perú

La Conferencia Episcopal Peruana ha presentado el programa del viaje que llevará a Francisco a las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima y que estará marcado por «su gran preocupación por las poblaciones que viven en la Amazonía, por el medioambiente» y para estar cerca de los que más sufren

Los más desfavorecidos volverán a ser los protagonistas de un viaje del Papa. Francisco viajará a Perú del 18 al 21 de enero de 2018 y en el país latinoamericano se encontrará con las comunidades que viven en la Amazonía y con los afectados por las inundaciones que a principios de año asolaron el país y que dejaron cerca de 56.000 damnificados. Así lo ha confirmado la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) que recientemente ha dado a conocer el programa que seguirá el Santo Padre durante su visita.

El Pontífice realizará un itinerario por las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima debido, según explicó el secretario general de la CEP monseñor Norberto Strotmann, a «su gran preocupación por las poblaciones que viven en la Amazonía, por el medioambiente y para estar cerca de los afectados» por el desastre natural conocido como El Niño Costero que dejó cerca de 50 muertos y miles de afectados.

El viaje, que lleva por lema Unidos por la esperanza, comenzará el 19 de enero en Puerto Maldonado, donde Bergoglio tendrá un encuentro con los pueblos de la Amazonía en el coliseo Madre de Dios. Acto seguido visitará el instituto Jorge Basafre y el hogar infantil Principito.

Tras Puerto Maldonado, el Papa visitará Trujillo, ciudad situada en el corazón del norte peruano y que ha sido declarada ciudad eucarística por la gran devoción de sus gentes al Santísimo Sacramento. En Trujillo, Francisco acudirá a una de las zonas afectadas por las inundaciones acaecidas a principio de 2017 y que fue calificada por los medios de comunicación peruanos como uno de los peores desastres naturales del país.

La ciudad norteña también será el escenario en el que el Santo Padre se reúna con los sacerdotes y religiosos del país. El encuentro, que tendrá lugar después de la Misa que el Papa presidirá en el Balneario de Huanchaco, se celebrará en el Seminario San Carlos y San Marcelo.

Antes de abandonar Trujillo, encabezará un encuentro mariano en la Plaza de Armas de la ciudad ante la Virgen de la Puerta.

En Lima, capital de Perú, el Papa recalará al principio y al final de su viaje. El 18 de enero aterrizará en la ciudad, a la que volverá el último día de su periplo para encontrarse con las religiosas de vida contemplativa en el santuario del Señor de los Milagros, tal y como informó durante la presentación el cardenal arzobispo de Lima Juan Luis Cipriani.

Antes de marcharse, Bergoglio venerará las reliquias de los santos peruanos en la catedral de Lima, donde también se reunirá con todos los obispos del país. Por último, celebrará una multitudinaria Misa en la Costa Verde.

Gran fiesta de esperanza

«La presencia del Papa Francisco en el Perú es una muestra de la cercanía que tiene con el pueblo peruano, un acompañamiento a nuestro proceso de fe y una gran fiesta de esperanza que debemos recibir todos unidos», dijo antes de concluir la presentación del programa el secretario general de la CEP.

J. C. de A.