Los profesores de Religión, cada vez mejor formados

Dos de cada tres profesores de Religión realizaron el curso pasado más de 20 horas de formación docente complementaria a su titulación profesional. Las diócesis organizan cada vez más encuentros y talleres sobre innovación, inteligencias múltiples o aprendizaje cooperativo, que hacen de este profesorado uno de los mejor formados del sistema educativo

José Antonio Méndez
Foto: Alberto Mingueza

Dos de cada tres profesores de Religión realizaron el curso pasado más de 20 horas de formación docente complementaria a su titulación profesional. Las diócesis organizan cada vez más encuentros y talleres sobre innovación, inteligencias múltiples o aprendizaje cooperativo, que hacen de este profesorado uno de los mejor formados del sistema educativo

Es muy probable que el nombre de Martín Moreno Pozo no le suene mucho. Su currículum, sin embargo, explica por qué es uno de los profesionales con cada vez mayor renombre en el terreno educativo de nuestro país: licenciado en Ciencias Químicas; máster en Dirección de Centros Educativos; profesor con 20 años de experiencia docente; conferenciante, asesor y formador en AMPA y claustros de profesores por toda la geografía nacional, Moreno Pozo es uno de los expertos más prestigiosos de España en coaching educativo, una de las corrientes pedagógicas más en boga hoy para propiciar la educación integral de las aulas. A él ha recurrido la diócesis de Coria-Cáceres para dirigirse este año a cerca de 70 profesores de Religión católica, durante el reciente Congreso de Formación que organizó la sede extremeña el 7 de mayo. Casi el 85 % de los maestros que imparten esta asignatura en institutos y colegios de la diócesis cacereña recibieron de Moreno Pozo algunas de las claves, técnicas y dinámicas más punteras para combinar su labor docente con el acompañamiento personalizado, la motivación y la implicación de los alumnos en el trabajo diario en clase.

«Para nosotros –explica el delegado de Enseñanza de Coria-Cáceres y organizador del Congreso, el sacerdote Antonio Parientes– la formación continua de los profesores es fundamental para que la asignatura se imparta realmente bien, con criterios científicos (porque esto no es catequesis), y para que los alumnos se beneficien del conocimiento teórico y la capacitación profesional de sus maestros. Y en esa formación queremos que cuenten con las personas mejor preparadas».

Claves psicológicas y didácticas

Desde hace ocho años, la diócesis de Coria-Cáceres organiza cursos periódicos y encuentros anuales con ponentes de primer nivel que ayudan a los profesores de Religión a mejorar sus habilidades profesionales y ahondar en su formación académica. «Intentamos velar por todos los ámbitos de la enseñanza, para dotar a los profesores de recursos pedagógicos y psicológicos que les ayuden en clase, y para que amplíen su formación teológica y espiritual», explica Parientes.

Además, «con estos encuentros intentamos generar un clima de confianza y compañerismo para que se sientan parte de la diócesis y sepan que no están solos ante las dificultades que a veces se encuentran», añade.

Una corriente por toda España

La sede cacereña no es una excepción: todas las diócesis españolas han redoblado en los últimos años la formación continua que brindan a los maestros de Religión, a través de congresos, encuentros, talleres y cursos específicos que en muchos casos son homologados por las administraciones autonómicas y que se imparten en los mismos Centros de Profesores y de Recursos (CPR) en los que se forman el resto de docentes de otras áreas.

Toda esta actividad ha quedado reflejada en el estudio Tendencias en la enseñanza de la Religión que acaba de publicar la editorial Edebé. Según este estudio, dos de cada tres profesores de Religión han realizado más de 20 horas de formación complementaria durante el curso pasado, sobre temáticas no solo relacionadas con el área de Religión, sino también con innovaciones metodológicas (aprendizaje cooperativo, inteligencias múltiples, etc.), renovación pedagógica en el aula (bilingüismo, nuevas tecnologías, didáctica de la Religión…) y actualización de los contenidos del currículo que tienen que impartir en clase (Biblia, arte sacro, espiritualidad e interioridad, Historia de la Iglesia…).

Tan formados o más que el resto

En un ejemplo vivo de estas iniciativas de formación, el estudio fue presentado ayer ante las decenas de maestros que participaron en el Encuentro diocesano de Profesores de Religión que organiza cada año la diócesis de Asidonia-Jerez, y que esta vez ha contado también con la colaboración de las editoriales Santillana, Edebé, Anaya, SM y Casals, especializadas en enseñanza.

El estudio señala también que la formación académica inicial con la que cuentan la mayoría de profesores de Religión está por encima de la media, pues además de la preparación religiosa específica que cada diócesis solicita para poder ser docente de esta área, cuentan también con las mismas titulaciones superiores que el resto de sus compañeros de claustro. Así, además de tener la formación que se les exige para dar Religión, en Primaria, el 88 % de los profesores posee también la licenciatura o grado en Magisterio. Con carácter general, el 41 % cuenta con otra licenciatura o máster, como Filología, Filosofía, o Ciencias de la Educación.

Foto: CNS

La archidiócesis de Madrid cuenta incluso con un departamento específico para formación del profesorado dentro de la Delegación de Enseñanza. Desde este departamento se ofrecen seis cursos, siete seminarios y 20 grupos de trabajo de 50 horas de formación, que están certificados, homologados e integrados en el plan de la Comunidad de Madrid para la formación del cuerpo docente. El responsable de este departamento, Carlos Esteban Garcés, ha sido durante 20 años director de la revista nacional Religión y Escuela y ha intervenido en un sinfín de encuentros diocesanos de enseñanza por toda España.

Esteban explica que «aún no podemos decir que en toda España estemos en la vanguardia de la innovación en la clase de Religión, porque hay diócesis en las que queda mucho por trabajar, pero sí podemos decir que no estamos ni mucho menos en la retaguardia». Según Esteban, «después de muchos años de trabajo, entre los profesores se ha consolidado la implantación de las nuevas tecnologías en el aula, y ahora se están dando muchos pasos en la buena dirección para asentar la innovación educativa que representan las inteligencias múltiples o el trabajo por proyectos, que ayudan también a integrarse en la comunidad escolar».

«La formación que ofrecemos se basa en tres bloques –explica–: una actualización científica, más teológica y curricular; una actualización didáctica, sobre estrategias de aprendizaje, programación y apoyo al profesor en su actuación en el aula; y actualizaciones específicas relativas a la innovación educativa, expuestas desde la antropología cristiana». Y los profesores responden «porque son los primeros en darse cuenta de que no podemos dar clase como hace 30 años, y si queremos trabajar bien y dar buen ejemplo, tenemos que estar bien formados», concluye.

José Antonio Méndez

 

[w8_toggle margin_bottom=»10px» title=»El perfil del profe de Reli»]

Mujer y seglar

  • El 70 % del cuerpo docente que imparte la asignatura de Religión son mujeres y el 30 %, varones.
  • El 87 % son laicos frente a un 13 % de sacerdotes o religiosos.

Ni recién llegada, ni a punto de jubilarse

  • Solo el 7 % de los profesores son menores de 30 años, y el 4 %, mayores de 60.
  • El 42 % tienen entre 31 y 45 años, y el 47 %, entre 45 y 59.
  • El 53 % tiene entre seis y 20 años de experiencia docente.
  • El 29 % lleva más de 20 años dando clase. Los novatos con menos de cinco años son el 18 %.

Podría enseñar más… pero no le dejan

  • El 40 % de los profesores en centros públicos, concertados y privados imparte otras materias en el centro.
  • Sin embargo, en la escuela pública, solo uno de cada cinco puede impartir otra clase.
  • En Secundaria, dos de cada tres son profesores de otras materias.
  • Entre los que sí enseñan en otras áreas, el 29,6 % imparte Ciencias Sociales o de la Naturaleza; el 22,9 %, Matemáticas; y el 21,7 %, Lengua.

Formación no solo religiosa

  • En Primaria, el 88 % tienen la diplomatura o grado en Magisterio.
  • Además, el 15 % posee alguna otra titulación superior.
  • En Secundaria, el 74 % tiene diplomatura/grado o licenciatura/máster en Ciencias Religiosas o Teología.
  • Un 41 % tiene también otra licenciatura; un 3 % posee el doctorado; y el 4 % tienen otra titulación académica superior.
  • Además de Magisterio, en Primaria, y Teología, en Secundaria, las titulaciones más frecuentes entre el profesorado de Religión son Geografía e Historia, Ciencias de la Educación (Pedagogía), Psicopedagogía, Filología, Filosofía y Humanidades.

Actualización constante

  • Dos de cada tres profesores de Religión ha realizado más de 20 horas de formación adicional durante el curso pasado.
  • El 28 % se ha formado en Nuevas Tecnologías.
  • El 33,3 % ha recibido formación en inteligencias múltiples, aprendizaje cooperativo, bilingüismo, o competencias y rúbricas.
  • El 35 % se ha formado en temáticas relacionadas con el área de Religión (Biblia, Historia de la Iglesia, arte y fe, etc.), didáctica de la Religión o espiritualidad e interioridad.

(Datos del estudio Tendencias de la enseñanza de la Religión, del Departamento de Investigación de Mercado de la editorial Edebé)

[/w8_toggle]