Los colegios católicos ahorran 4.300 millones al Estado

José Antonio Méndez

Según un informe económico de Escuelas Católicas (FERE-CECA y Educación y Gestión), los colegios católicos concertados ahorran, cada año, más de 4.300 millones de euros a las arcas del Estado. Y eso, a pesar del constante acoso que sufren de algunas Administraciones, y de las campañas en contra de los conciertos, que llevan a cabo asociaciones laicistas y los partidos de izquierda. Por eso, Escuelas Católicas pide «acabar con la demagogia en la financiación de la enseñanza y que se adecúen los módulos al coste real del puesto escolar»

La mayor patronal española de centros concertados, Escuelas Católicas (asociación que aglutina a FERE-CECA y Educación y Gestión), ha hecho público un informe, en el que da cuenta del gasto anual que se realiza a través de los conciertos educativos en los colegios católicos concertados. Un estudio que viene a poner cifras a lo que ya se sabía: que la escuela católica ahorra anualmente al Estado más de 4.300 millones de euros (4.346.158.976,41 euros en 2009), a pesar de que «la escuela concertada sigue recibiendo un trato económico discriminatorio respecto de la enseñanza pública».

El informe ha sido elaborado por el Secretariado General de Escuelas Católicas, pero con los datos generales de la memoria del Ministerio de Educación y los de los propios centros de esta institución, relativos a los últimos años con datos oficiales publicados: 2007, 2008 y 2009. Pero, ¿de dónde procede este ahorro? Principalmente, de la diferencia del promedio del coste por alumno entre la concertada y la escuela pública. Así, mientras el promedio del coste por alumno en la pública era de 6.187 euros, en la concertada fue de 3.026 euros en 2009, menos de la mitad. «Esta diferencia es alarmante, cuando las obligaciones son equivalentes», señala un Comunicado de Escuelas Católicas. Además, cabe recordar que el régimen de conciertos no es una financiación a los centros católicos, sino a las familias que los eligen para educar a sus hijos, en virtud del derecho constitucional a la gratuidad de la enseñanza obligatoria y del derecho de los padres, también recogido en la Carta Magna, a elegir la educación de sus hijos que más y mejor se adecúen a sus principios religiosos y morales.

En una Nota emitida por Escuelas Católicas, solicitan que, «lo antes posible, se adecuen los módulos de conciertos al coste real del puesto escolar, y se eliminen las diferencias actuales con la escuela pública». Además, la patronal de centros católicos reclama «la conclusión de los estudios de la Comisión de Estudio del Módulo de conciertos, en cumplimiento de la previsión contenida en la Disposición Adicional 29ª de la LOE», o, dicho de otro modo, acelerar el proceso oficial previsto en la LOE para «precisar el coste real y la acomodación de la financiación pública a dicho coste, evitando las desigualdades actuales entre el gasto empleado en la enseñanza pública y en la concertada, sobre todo si tenemos en cuenta el porcentaje de población atendida por cada modalidad».

José Antonio Méndez