Los capellanes de aeropuertos reflexionarán sobre el ecumenismo o la acogida de los pasajeros de especial vulnerabilidad - Alfa y Omega

Los capellanes de aeropuertos reflexionarán sobre el ecumenismo o la acogida de los pasajeros de especial vulnerabilidad

Las capillas, el ecumenismo, la protección de los trabajadores o la acogida de los pasajeros de especial vulnerabilidad: temas del XVII Seminario mundial de capellanes de aeropuertos

Redacción
Foto: Isabel Permuy

Del lunes 10 al jueves 13 de junio, el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ubicado en Roma, promueve un seminario internacional titulado La pastoral católica de la aviación civil y el desarrollo humano integral.

El encuentro, al cual asistirán unos 90 representantes de capellanías aeroportuarias y agentes de pastoral religiosa y laica (las capellanías aeroportuarias católicas son ahora 92), se celebrará en el Centro de Congresos de Villa Aurelia, en Roma. Esta iniciativa fomentará el intercambio de reflexiones y experiencias para fortalecer una visión común de las tareas y habilidades de los agentes pastorales involucrados.

Los temas principales serán: el apostolado aeroportuario a través de la presencia concreta de edificios utilizados como capillas; los aspectos de este apostolado específico desde el punto de vista del diálogo interreligioso y ecuménico; la protección del trabajo de los operadores aeroportuarios; así como la acogida y asistencia a los pasajeros en condiciones de especial vulnerabilidad o pobreza.

Recepción con el Papa

En la primera jornada, celebrada este lunes, después de la reflexión espiritual de Davide Lees, sacerdote de la diócesis de Roma, y del discurso introductorio del cardenal. Peter K.A. Turkson, prefecto del Dicasterio, siguió la conferencia La Iglesia en salida: dando testimonio de Cristo al acoger, escuchar y animar a los viajeros y al personal del aeropuerto.

Posteriormente, a las 12:00 horas, el Santo Padre recibió a los participantes de este seminario en audiencia en el Palacio Apostólico y les exhortó a llevar a los aeropuertos, «grandes periferias humanas», «la presencia del Único que conoce lo que hay en el corazón de cada hombre».

Asimismo, «los exhorto a desarrollar vuestro ministerio con dedicación y pasión, mirando a los miles de rostros que les pasan por delante con el corazón de Cristo, para que cada uno pueda sentir la cercanía de Dios».

Con esta mirada, continuó, «los aeropuertos se transforman en puertas y puentes de encuentro con Dios y con los hermanos, hijos del único Padre. Pueden incluso convertirse en lugares privilegiados donde la oveja perdida puede volver a encontrarse con su verdadero pastor».

«En estos lugares de partida y llegada a menudo se crea una zona neutral donde la persona, en el anonimato, logra abrir su corazón, iniciando un proceso de curación y de regreso a la casa del padre, quizás abandonada desde hace tiempo por las diversas circunstancias de la vida», concluyó.

Con las personas vulnerables

En la segunda jornada –celebrada este martes–, los trabajos serán presentados por el padre Raniero Cantalamessa, predicador de la Casa Pontificia. A continuación, se abordarán los temas de la pastoral aeroportuaria desde una perspectiva teológico-canonística, el valor de la presencia de la capilla en el aeropuerto y el apostolado de los trabajadores aeroportuarios. Finalmente, se examinarán las posibles situaciones de fragilidad de las personas en tránsito. Por la tarde, una sesión específica, organizada por Aeroporti di Roma, estará dedicada a las buenas prácticas relacionadas con las actividades pastorales en el sector.

Diálogo interreligioso y ecuménico

Asimismo, el miércoles 12, después del discurso de monseñor Bruno Marie Duffé, secretario del Dicasterio organizador, las intervenciones de Monseñor Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, y de monseñor Brian Farrell, secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, se centrarán en las perspectivas del diálogo interreligioso y ecuménico.

La asamblea finalizará el jueves 13 con la Santa Misa presidida por el cardenal Turkson en el altar de San Juan Pablo II en la Basílica Vaticana.

Vatican News / Redacción