Llegan a Roma los 101 refugiados del pasillo humanitario de Sant'Egidio - Alfa y Omega

Llegan a Roma los 101 refugiados del pasillo humanitario de Sant'Egidio

«Ha llegado la hora de decir basta a los viajes de la muerte, cuando esta gente tiene derecho a ser acogida y existen vías legales como ésta para ellos», añade la responsable de los pasillos…

Alfa y Omega
Una familia de refugiados, procedente de Homs, en Líbano antes de partir hacia Italia. Foto: EFE

«Ha llegado la hora de decir basta a los viajes de la muerte, cuando esta gente tiene derecho a ser acogida y existen vías legales como ésta para ellos», añade la responsable de los pasillos humanitarios

Los 101 refugiados sirios del segundo pasillo humanitario, la iniciativa de la asociación católica Sant’Egidio y de las Iglesias evangélicas, llegaron desde Beirut al aeropuerto de Fiumicino en Roma, donde podrán rehacer su vida tras haber pasado varios años en campos o hacinados en casas. Se trata de 37 familias de sirios, algunas de ellas cristianas caldeas, y una iraquí, que han sido seleccionadas debido a criterios de «vulnerabilidad» como las graves enfermedades de sus hijos o por ser mujeres solas.

Durante los pasados meses, la Comunidad de Sant’Egidio se dedicó a seleccionar los casos más graves y este grupo, que se une a los 93 del pasado febrero, se caracteriza por el gran número de niños, 44 menores y diez mujeres que viajan solas con sus hijos o nietos.

Proceden de las ciudades de Homs, Alepo, Damasco, Hama y Al Hasaka, la región donde vivían los cristianos sirios y que ha sido arrasada por los terroristas de Daesh, y sus nuevos destinos serán Turín, Roma, Milán, Florencia, pero también pequeñas localidades como Terni, Frosinone, Potenza.

Los casos que necesitan atención urgente como de Layth, el pequeño de dos meses nacido con espina bífida, irán a Turín, donde el responsable médico de la ONG Mediterranean Hope, que se encarga junto a Sant’Egidio de la ayuda a los refugiados, cuenta con la ayuda de los médicos de los hospitales de esta ciudad italiana. Pero también la pequeña Raghad, de 3 años, que sufre de talasemia tendrá que ser urgentemente visitada ya que no ha tomado los fármacos necesarios pues nadie podía pagarlos.

El avión de la compañía Alitalia, que ha donado los billetes a los refugiados, salió del aeropuerto de Beirut en la madrugada de hoy, pero muchos de ellos habían abandonado ya ayer por la mañana los campos de refugiados en los que viven en Trípoli, la zona norte del Líbano.

A su llegada tendrán que pasar los controles y entregar toda la documentación para poder transitar legalmente en Italia y después cada uno de ellos tomará un camino diferente hasta sus lugares de destino.

Según la Comunidad de Sant’Egidio, con este proyecto a cargo de los fondos recogidos, los refugiados tendrán un tiempo de hasta dos años para poder integrarse.

«Pasillos humanitarios»

El movimiento católico de la Comunidad de Sant’Egidio y la ONG Mediterranean Hope se baten desde hace meses para que su iniciativa de los «pasillos humanitarios», con la que traerán a 1.000 refugiados a Italia, pueda ser una idea exportada a los países europeos como un modelo de acogida e integración. También los 12 refugiados de Lesbos que se trajo el Papa Francisco en el avión llegaron a Italia amparados por este proyecto.

El proyecto se financia en el caso de la Comunidad de Sant’Egidio con las donaciones, mientras que la Iglesia Evangélica lo recoge con la contribución voluntaria cuando se realiza la declaración de la renta.

Desde Sant’Egidio confirman que en España tienen todo previsto para poder dar acogida a un primer grupo de refugiados sirios, pero falta el visto bueno del Gobierno Español que por el momento, debido a la situación política, no ha autorizado los visados.

«Para llevar a cabo este proyecto en España y en otros países Europeos estamos buscando donantes que nos puedan ayudar, desde la Iglesia católica a la sociedad civil. Pedimos la disponibilidad de las parroquias, diócesis, asociaciones y a quien quiera que colabore», explica la responsable de Sant’Egidio para este proyecto en Líbano, María Quinto.

Quinto está convencida de que este «proyecto piloto» es fácilmente viable en cualquier país europeo, ya que se trata sólo de llegar a «firmar un protocolo con el ministerio del Interior y Exterior». «Ha llegado la hora de decir basta a los viajes de la muerte, cuando esta gente tiene derecho a ser acogida y existen vías legales como esta para ellos», añade la responsable de los «pasillos humanitarios».

Capacidad para 250 refugiados

La Comunidad de Sant’Egidio afirma que sus recursos son limitados, pero tendrían capacidad para acoger en España entre 200 y 250 refugiados al año que serían recibidos en sus centros de Madrid y Barcelona, donde podrían resolver asuntos médicos, de acompañamiento social y convalidación de estudios antes de ser enviados a otras provincias de España.

En cuanto a los criterios de selección de los refugiados, desde el movimiento explican que darán prioridad a niños, madres solas, personas enfermas y familias especialmente vulnerables. Además, la novedad del proyecto de los corredores humanitarios es que se trata de refugiados a los que se traslada a Europa en avión evitando que se pongan en manos de mafias o que arriesguen su vida en el mar.

EFE/Alfa y Omega