Las nuevas beatas españolas, martirizadas en Argel en 1994, serán veneradas en Madrid  - Alfa y Omega

Las nuevas beatas españolas, martirizadas en Argel en 1994, serán veneradas en Madrid 

Sus restos mortales serán inhumados en una capilla de las Agustinas Misioneras en Madrid tras dos misas de acción de gracias en León, este sábado 15 de diciembre, y en la capital, el 12 de enero de 2019

José Calderero de Aldecoa
Explanada de la iglesia de Nuestra Señora de la Cruz durante la beatificación de los 19 mártires de Argel. Foto: EFE/EPA/Stringer

La beatificación este sábado de las religiosas españolas Caridad Álvarez y Esther Paniagua, celebrada en Orán (Argel) en la explanada de la iglesia de Nuestra Señora de la Cruz junto con la de otros 17 mártires asesinados durante la guerra civil argenlina, comenzó con una pequeña ceremonia de fraternidad en la Gran Mezquita de Orán.

Este es un gesto más para «crear una dinámica nueva de encuentro y convivencia», como pidió el Papa Francisco en su mensaje para la beatificación y que fue leído por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos monseñor Angelo Becciu.

«Al recordar la muerte de estas 19 víctimas cristianas, los católicos de Argelia y el mundo quieren celebrar la fidelidad de estos mártires al proyecto de paz que Dios inspira a todos los hombres», añadió el Pontífice. Y «quieren, al mismo tiempo, tomar en su oración a todos los hijos e hijas de Argelia que fueron, como ellos, víctimas de la misma violencia».

Por su parte, monseñor Becciu, que presidió la celebración a la que asistieron 1.200 personas de distintas confesiones religiosas, afirmó en su homilía que el diálogo es el primer eslabón de la paz y que la Iglesia Católica «no desea nada más que servir al pueblo argelino». En este mismo sentido se pronunció monseñor Paul Desfarge, arzobispo de Argel, que pidió recordar el acto no como «una beatificación entre cristianos, sino de hermanos y hermanas que murieron junto a decenas y decenas de miles de argelinos musulmanes».

Misa de acción de gracias en León

Tras la beatificación, las Agustinas Misioneras –congregación a la que pertenecían las nuevas beatas españolas– celebrarán este sábado una Eucaristía de acción de gracias en la catedral de León a la que se espera la asistencia de 160 hermanas de la orden procedentes de España, Brasil, Colombia, China, Filipinas, Roma, Argentina, Mozambique, Tanzania e India.

La Misa será presidida por monseñor Julián López Martí, obispo de León, y concelebrada, entre otros muchos sacerdotes, por el arzobispo emérito de Argel, monseñor Henri Teissier, que conoció personalmente a Caridad y Esther y que fue quien ordenó que las religiosas hicieran un discernimiento para abandonar el país o para quedarse de misión ante el estallido de la violencia en el país musulmán.

Inhumadas en Madrid

Posteriormente, el 12 de enero de 2019 en la Basílica de Nuestra Señora de la Concepción de Madrid, se celebrará una segunda Eucaristía de acción de gracias presidida por el cardenal arzobispo de Madrid monseñor Carlos Osoro.

La Misa se celebrará en presencia de los restos mortales de Esther Paniagua y Caridad Álvarez, que fueron exhumados de los cementerios en los que se encontraban y que, a partir de entonces, se inhumarán y venerarán en una capilla de las Agustinas Misioneras en Madrid.