Las «ambiciones territoriales azeríes» causan un nuevo conflicto en Armenia

Las «ambiciones territoriales azeríes» causan un nuevo conflicto en Armenia

Armenia pedirá ayuda a Rusia y otras cuatro ex repúblicas soviéticas ante una nueva incursión de Azerbaiyán en territorio armenio alejado de Nagorno-Karabaj

Redacción
Tropas azeríes en Armenia
Tropas de Azerbaiyán en Armenia. Foto: Reuters / Aziz Karimov

La Federación Armenia Europea para la Justicia y la Democracia ha denunciado que la reciente incursión de Azerbaiyán en la región armenia de Syiunik es una muestra más del «peligro» que suponen «las ambiciones territoriales azeríes». En palabras de su portavoz, Harout Chirinian, para Alfa y Omega, «justo delante de los ojos de la comunidad internacional Azerbaiyán y Turquía están intentando ejecutar su política estatal panturca, neootomana y antiarmenia con total inmunidad».  

En la noche del jueves, el primer ministro en funciones de Armenia, Nikol Pashinián, comunicó al presidente ruso, Vladimir Putin, su intención de iniciar consultas y pedir ayuda a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva. Esta institución, que agrupa a seis antiguas repúblicas soviéticas –Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán– prevé la prestación de ayuda militar en caso de agresión a uno de sus miembros.

Según ha denunciado Armenia, este miércoles un número indeterminado de militares azerbaiyanos cruzó la frontera y se internó 3,5 kilómetros en territorio armenio en el suroeste del país. Syiunik es una zona fronteriza entre Armenia y el enclave azerí de Nakhichevan. Está, por tanto, alejada de la disputada región de Nagorno-Karabaj. «Se trata de una provocación planificada, tienen unos mapas falsos con los que quieren argumentar que se encuentran en territorio azerbaiyano», dijo el líder armenio durante una sesión del Gabinete, citado por el portal newsarmenia.am.

«Gran preocupación» de Rusia

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán calificó de «inadecuada» la reacción de Armenia a lo que denominó «procesos de precisión de la frontera azerbaiyano-armenia». A su vez el Kremlin, informa EFE, indicó que Putin compartió la «gran preocupación» de la parte armenia por el incidente fronterizo y reiteró el propósito de Rusia de continuar sus esfuerzos mediadores para garantizar la estabilidad en la región.

El mandatario hizo hincapié en la necesidad de cumplir todos los puntos de declaración tripartita ruso-armenio-azerbaiyana del 9 de noviembre de 2020, que puso fin a la guerra de 44 días en Nagorno Karabaj y en particular en lo que se refiere a la estricta observancia del alto el fuego. Preguntado sobre si el primer ministro armenio pidió ayuda a Putin en relación con el incidente fronterizo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, contestó negativamente.

Como resultado del acuerdo que puso fin a la guerra de los 44 días, Azerbaiyán se hizo con el control de parte de la autoproclamada república de Artsaj (Nagorno Karabaj), y recuperó la totalidad de los territorios azerbaiyanos aledaños ocupados desde comienzos de los pasados años 90. El mes y medio de combates en este territorio en disputa entre armenios y azerbaiyanos desde 1988, se cobró la vida de más de 5.500 militares de ambos bandos y de unos 150 civiles, según fuentes oficiales.