La última del laicismo radical de Compromis: El cuerpo llagado de Cristo en la cruz no es aceptable

La formación política Compromis ha presentado una proposición no de ley en el parlamento valenciano para retirar los crucifijos presentes en las habitaciones del Hospital Provincial de Castellón…

Rosa Cuervas-Mons

La formación política Compromis ha presentado una proposición no de ley en el parlamento valenciano para retirar los crucifijos presentes en las habitaciones del Hospital Provincial de Castellón; una iniciativa que los trabajadores del centro sanitario califican de anticlericalismo trasnochado

En el Hospital Provincial de Castellón, un centro público donado en 1394 por el castellonense Guillermo de Trullols, hay crucifijos en las habitaciones. Eso, y una capilla atendida por un capellán y media docena de religiosas de la Consolación. A los trabajadores del centro no les consta queja alguna de los pacientes por los símbolos religiosos y, por eso, han recibido con enfado la proposición no de ley que Compromis ha presentado en el parlamento valenciano pidiendo la retirada de los crucifijos.

Considera el coportavoz de la formación, Carles Mulet, que «sistemáticamente todos los pacientes deban estar teniendo como primera imagen cuando abran los ojos el cuerpo semidesnudo, famélico y lleno de heridas clavado en una cruz, crea o no crea en ese símbolo, no es aceptable» y propone la retirada de todos los crucifijos y que sea cada paciente quien, «siempre que no interfiera en el buen funcionamiento del centro, lleve de su casa cualquier símbolo religioso».

«No me consta que ningún paciente se haya sentido molesto por la presencia de crucifijos en las habitaciones, ni me consta que se hayan quejado a médicos o enfermeras», decía a El Confidencial Autonómico un médico del centro sanitario. Otro hablaba de anticlericalismo trasnochado y agresivo y se preguntaba si también se iba a cuestionar la labor de las monjas que cuentan, por cierto, con la protección de Comisiones Obreras, sindicato mayoritario del Hospital: «Su presencia es innegociable», dice Amalio Palacios, representante del sindicato.

La propuesta de la formación de izquierdas sigue adelante, y una de sus integrantes, Mónica Oltra, trabaja en la redacción de una iniciativa parlamentaria para que se retiren los crucifijos, no sólo del Hospital Provincial, sino de todos los hospitales públicos valencianos. A la espera del desenlace político de la propuesta, páginas web y redes sociales se hacen eco de la noticia. Infocatólica, por ejemplo, recuerda las palabras que el Papa dedicó a este símbolo [Compromis dixit] en Semana Santa: «Nos hará bien mirar el crucifijo esta semana, tomarlo en mano, besar tantas veces las llagas y decirle: ¡gracias Jesús, gracias, lo hiciste por mí!».

Rosa Cuervas-Mons