La Secretaría de Estado podría contestar en los próximos días a las acusaciones de Viganó

Según Il Sismografo, el comunicado oficial de la Secretaría de Estado no se tratará de una declaración de respuesta del Papa Francisco, ni tampoco del Papa emérito, sino que llevará los sellos de la Secretaría y abordará las principales acusaciones del ex nuncio

José Calderero de Aldecoa
Lombardi y Rosica durante una comparecencia. Foto: CNS

Según Il Sismografo, el comunicado oficial de la Secretaría de Estado no se tratará de una declaración de respuesta del Papa Francisco, ni tampoco del Papa emérito, sino que llevará los sellos de la Secretaría y abordará las principales acusaciones del ex nuncio

El Papa Francisco no dirá ni una sola palabra, de momento, sobre el caso Viganò. Así lo aseguró él mismo a bordo del avión papal durante el viaje de vuelta a Roma después de participar en el Encuentro Mundial de las Familias. Quien parece que sí responderá oficialmente al escándalo, según ha explicado Il Sismografo, será la Secretaría de Estado.

El sitio web especializado en el Vaticano asegura que es solo un rumor, pero que ha cogido fuerza a lo largo del fin de semana y que la respuesta podría llegar en los próximos días.

Según Il Sismografo, el comunicado oficial de la Secretaría de Estado no se tratará de una declaración de respuesta del Papa Francisco, ni tampoco del Papa emérito, sino que llevará los sellos de la Secretaría y abordará las principales acusaciones del ex nuncio.

Los expertos consideran que la respuesta del Vaticano en los próximos días «es absolutamente necesaria y oportuna». En el horizonte se encuentra el viaje del Pontífice a los países bálticos (Lituania, Letonia y Estonia) entre el 22 y el 25 de septiembre. En la rueda de prensa del avión se espera que los periodistas le pregunten al Santo Padre sobre el caso Viganò. «Una declaración previa del Vaticano ayudaría al Papa a abordar el problema sin tener que entrar en detalles y ofrecer una reflexión general sobre el asunto».

Respuesta de Lombardi y Rosica

Sin embargo, la de la Secretaría de Estado no sería la primera respuesta surgida desde los ambientes vaticanos. Esta misma noche el padre Federico Lombardi, antiguo director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, y su ayudante en inglés, el padre Thomas Rosica, han emitido un comunicado en el que se responde a lo dicho por Viganò acerca del encuentro que organizó con la activista Kim Davis durante la visita del Papa Francisco a Estados Unidos en septiembre de 2015.

La cita de Davis con Francisco fue presentada por los medios conservadores como un apoyo del Pontífice a la lucha de la activista, que se negó a casar a personas del mismo sexo en el registro civil de Kentucky en el que trabajaba.

Viganò ha afirmado recientemente que Francisco sabía quién era Davis y que el Vaticano había aprobado de antemano el encuentro. Asimismo, reveló que cuando se filtró la noticia de la reunión fue convocado de urgencia a Roma pero que el Pontífice, en aquella ocasión, solo tuvo elogios para él por la manera en la que había organizado el viaje a EEUU.

Sin embargo, según Lombardi y Rosica, Viganò les dijo que el Papa Francisco lo había regañado por «engañarlo» con el encuentro con Davis y por haber ocultado el hecho de que Davis se había casado cuatro veces. Como prueba, Rosica ha transcrito los apuntes manuscritos de una reunión que él y Lombardi tuvieron con Viganò la noche siguiente de verse con el Pontífice.

Por su parte, Lombardi ha afirmado que Viganó tomó la iniciativa para el encuentro con Davis, que debería haber sabido que provocaría un gran rechazo y que si bien funcionarios del Vaticano lo aprobaron, no estaban bien informados sobre la repercusión que tendría semejante encuentro.

Según Rosica, su comunicado con Lombardi es personal, si bien es cierto que antes de hacerlo público se ha dado a leer al secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.

El Papa insiste en el silencio

Paralelamente, este lunes se han reanudado las Misas del Papa celebradas en Santa Marta. Durante la homilía de hoy, comentando el Evangelio, Francisco ha explicado que «la verdad es suave, la verdad es silenciosa. Con las personas que buscan solamente el escándalo, que buscan solamente la división»,el único camino a seguir es el del «silencio» y la «oración».

Esta invitación del Papa al silencio se produce tan solo una semana después de las acusaciones de Carlo María Viganò y reafirma la postura de mutismo que el Santo Padre ha adoptado ante el caso.

«El Señor nos de la gracia de discernir cuándo debemos hablar y cuándo debemos callar», ha pedido Bergoglio sin referirse explícitamente al caso Viganò.

J. C. de A.