La pandemia duplica el número de víctimas de trata atendidas por las adoratrices - Alfa y Omega

La pandemia duplica el número de víctimas de trata atendidas por las adoratrices

El Proyecto Esperanza de las religiosas adoratrices identificó el año pasado 19 casos frente a los diez del año anterior. Aumentan las víctimas españolas y España despunta como país de captación

Redacción
Proyecto Esperanza / Pablo Blázquez

Las religiosas adoratrices han hecho público este jueves el balance de su labor durante el año pasado con las víctimas de trata a través de su Proyecto Esperanza. Este período marcado por la crisis sanitaria y social ha destapado un aumento considerable de víctimas, pasando de los diez casos de 2019 a los 19 de 2020. Además, también se ha incrementado el número de víctimas españolas, pasando de tres a seis casos en el mismo período, representando ya el 43 % de las mujeres europeas detectadas por la organización.

Por otro lado, el informe también señala un aumento de casos en los que España es país de origen o captación para trasladar a mujeres a otros países con el fin de someterlas a explotación: ocho casos en 2020 por los tres casos de 2019.

«No podemos afirmar todavía, por los datos con los que contamos, que la crisis provocada por la pandemia haya sido la causa directa del aumento de casos de trata con origen en España, pero lo que sí podemos afirmar es que desde que se decretó el estado de alarma, en el mes de marzo, se han detectado más casos», ha asegurado Ana Almarza, directora de Proyecto Esperanza.

Por su parte, Eva Sancha, abogada del Proyecto ha indicado que la mayor dificultad el año pasado fue la COVID-19 «como elemento que ha acompañado en toda la intervención jurídica y en el servicio a las supervivientes. El no saber qué iba a pasar ha sido lo más difícil de llevar. Todo se paralizó, pero las situaciones de necesidad y desesperación de las mujeres no». 

En este sentido, Margarita García Alemany, responsable del Departamento de Detección, ha añadido que el año pasado «observamos un nuevo modus operandi por parte de las redes de trata de América Latina, en el que el abuso de la situación de vulnerabilidad de las víctimas se ha convertido en el medio principal de sometimiento» de cara a su captación. Ello ha supuesto en muchas ocasiones «una gran dificultad a la hora de identificar los indicios de trata y, por tanto, de perseguir el delito penalmente, a pesar de que el abuso de situación de vulnerabilidad también está contemplado en el Código Penal».

Los números de la trata

El 58 % de las mujeres atendidas en Proyecto Esperanza tiene entre 18 y 30 años.

Las adoratrices atendieron el año pasado a 115 mujeres víctimas para facilitarles acceso a la justicia y a una situación administrativa regular.

El 50 % de ellas adquirió estatus legal y al 5 % se le concedió el estatuto de asilo.

Proyecto Esperanza ha atendido, entre 1999 y 2019, a 1.202 víctimas de Trata, de 74 nacionalidades diferentes.

RELACIONADO