La Iglesia publicará un Vademécum ecuménico para impulsar esta faceta entre los obispos - Alfa y Omega

La Iglesia publicará un Vademécum ecuménico para impulsar esta faceta entre los obispos

En el 25º aniversario de la encíclica Ut unum sint, el Papa Francisco ha enviado una carta al cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. En ella subraya que la unidad de los cristianos es «un objetivo irrenunciable», aunque «no es principalmente el resultado» de la acción de los hombres, sino que es «don del Espíritu Santo»

Redacción
Foto: CNS

En el 25º aniversario de la encíclica Ut unum sint, el Papa Francisco ha enviado una carta al cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. En ella subraya que la unidad de los cristianos es «un objetivo irrenunciable», aunque «no es principalmente el resultado» de la acción de los hombres, sino que es «don del Espíritu Santo»

El Papa Francisco ha afirmado que la unidad de los cristianos es un «objetivo irrenunciable» dentro de la Iglesia y ha expresado su deseo de que un día las distintas confesiones cristianas puedan celebrar la Eucaristía juntas. Al mismo tiempo, ha admitido que se deberían hacer más esfuerzos en el diálogo ecuménico.

«Yo también comparto la sana impaciencia de aquellos que a veces piensan que podríamos y deberíamos esforzarnos más. Sin embargo, no debemos dejar de confiar y de agradecer: se han dado muchos pasos en estas décadas para sanar heridas seculares y milenarias; ha crecido el conocimiento y la estima mutua, favoreciendo la superación de prejuicios arraigados», ha manifestado.

El Santo Padre hace estas consideraciones en una carta que ha escrito al cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, con ocasión del 25º aniversario de la firma por parte de san Juan Pablo II de la encíclica Ut unum sint.

En el texto, elogia el camino que han recorrido los cristianos en busca de la comunión plena así como en el «diálogo teológico y el de la caridad», y en diversas formas de «colaboración» en el ámbito de la pastoral y cultural.

No obstante, el Papa manifiesta que la unidad «no es principalmente el resultado» de la acción de los hombres, sino que es «don del Espíritu Santo». «Invoquemos al Espíritu con confianza, para que guíe nuestros pasos y cada uno escuche con renovado vigor el llamado a trabajar por la causa ecuménica; que Él inspire nuevos gestos proféticos y fortalezca la caridad fraterna entre todos los discípulos de Cristo», concluye la misiva.

Promotores de la unidad

El Papa se refiere a los líderes de las diversas Iglesias y comunidades cristianas y tradiciones cristianas como «compañeros de viaje». «Al igual que los discípulos de Emaús, podemos sentir la presencia del Cristo resucitado que camina a nuestro lado y nos explica las Escrituras, y reconocerlo en la fracción del pan, en la espera de compartir juntos la mesa eucarística», añade.

Asimismo, anuncia la publicación el próximo otoño de un Vademécum ecuménico para obispos como estímulo y guía para el ejercicio de sus responsabilidades ecuménicas. En esta línea, destaca que el servicio de la unidad es un «aspecto esencial de la misión del obispo», quien es el principio y «fundamento perpetuo y visible» de unidad en su Iglesia particular.

También anuncia la presentación de la revista Acta Œcumenica, que, en el marco de la renovación del Servicio de Información del Dicasterio, se propone como una «herramienta para quienes trabajan para el servicio de la unidad».

Europa Press/Alfa y Omega