La diócesis de Menorca pide objetar a la PDD

La diócesis de Menorca ha mostrado su alarma por el aumento del consumo de la píldora postcoital (la píldora del día después o PDD) en la isla, cuyas ventas se han duplicado en cinco años, desde que…

Colaborador

La diócesis de Menorca ha mostrado su alarma por el aumento del consumo de la píldora postcoital (la píldora del día después o PDD) en la isla, cuyas ventas se han duplicado en cinco años, desde que se permitió la venta sin receta. En una Carta al Director, publicada en el Menorca es diari, el Obispado recuerda que, como explicó la Subcomisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española en 2000, «la difusión, la prescripción y el uso» de esta píldora son «moralmente reprobables». Las altas dosis de hormonas «trastornan el delicado equilibrio hormonal necesario para que la mucosa uterina acoja al embrión», por lo que, si «ha habido una concepción, el embrión no logra implantarse», es expulsado y muere». El texto también exhorta a «todos los profesionales de la Medicina y de la farmacia a ejercer su derecho de objeción de conciencia, que testimonie el valor inalienable de la vida humana».