«La ciencia por sí sola no resolverá la crisis ecológica. Se necesita a los líderes religiosos» - Alfa y Omega

«La ciencia por sí sola no resolverá la crisis ecológica. Se necesita a los líderes religiosos»

«No se dice mucho, pero el éxito de la Cumbre de París sobre cambio climático se asocia» a Laudato si. Lo afirmó el director del Seminario Internacional de Ciencia y Religiones por el Medio Ambiente, que el lunes y martes que viene reunirá en el santuario de Torreciudad a científicos y líderes religiosos de todo el mundo para reflexionar sobre la cuestión ecológica

Redacción

«No se dice mucho, pero el éxito de la Cumbre de París sobre cambio climático se asocia» a Laudato si. Lo afirmó el director del Seminario Internacional de Ciencia y Religiones por el Medio Ambiente, que el lunes y martes que viene reunirá en el santuario de Torreciudad a científicos y líderes religiosos de todo el mundo para reflexionar sobre la cuestión ecológica

Durante los próximos 20 y 21 de junio tendrá lugar en el santuario de Torreciudad el Seminario Internacional de Ciencia y Religiones por el Medio Ambiente (ISSREC), que reunirá a científicos y líderes religiosos de 15 países y 8 confesiones religiosas para dialogar sobre cómo pueden colaborar la Ciencia y las principales religiones en la conservación del Medio Ambiente.

La presentación corrió a cargo de Emilio Chuvieco, director del seminario y de la Cátedra de Ética Ambiental de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno-Universidad de Alcalá, quien destacó la importancia del seminario porque «la ciencia desempeña un papel imprescindible en la comprensión de los problemas ambientales, pero por sí sola no puede resolver la crisis ecológica actual: se necesita una mayor cooperación con todos los agentes que afectan a las actitudes sociales, como las tradiciones religiosas y espirituales, que son la fuente más antigua de los valores morales e inspiración para miles de millones de personas», no solo por el elevado porcentaje de habitantes del planeta que profesa alguna religión sino también por el 40 % de personas que se educa en instituciones religiosas. «Todas las religiones llevan consigo una carga moral. Todas fomentan la frugalidad, no hay ninguna religión consumista».

El director del seminario recordó otras iniciativas para unir conservación del medio ambiente y religión, como la Alianza para las Religiones y la Conservación de la Naturaleza, creada por el príncipe Alberto en el Reino Unido, así como las declaraciones de líderes ortodoxos, budistas o musulmanes. «En nuestro entorno cultural el evento más importante» de los últimos años «ha sido la publicación de Laudato si. La encíclica ha sido recibida de manera muy abierta no solo por las grandes tradiciones religiosas sino también por los científicos. No se dice mucho, pero el éxito de la cumbre de París» sobre cambio climático de 2015 «se asocia» al liderazgo de Francisco.

Hace falta más compromiso de los líderes religiosos

En el seminario –explicó Chuvieco– se reunirán a puerta cerrada científicos implicados en la investigación de los grandes temas medioambientales –como el suizo Thomas Stocker, codirector del Grupo de Trabajo I del Grupo Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (IPCC)–; académicos que investigan sobre teología y medio ambiente; y líderes religiosos de las grandes tradiciones religiosas de la humanidad, entre los que se encuentra monseñor Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia para las Ciencias y asesor del Papa Francisco en la redacción de Laudato si. De este diálogo se espera que pueda salir una declaración conjunta.

«Nos gustaría –añadió– promover un mayor compromiso de los líderes religiosos con la conservación de la naturaleza», que les haga reflexionar, en primer lugar, sobre «hasta qué punto su tradición religiosa afecta al medio ambiente, y que eso se traduzca en su predicación». Esta mayor implicación –continuó– no solo beneficiaría al medio ambiente, sino «también a las grandes religiones. Es una manera de reconectar con los problemas que interesan a la gente».

Encuentro en los Pirineos

Por su parte, María Beamonte, directora de la Fundación Promoción Social de la Cultura, declaró que «el ISRECC va a servir de punto de encuentro entre dos mundos diferentes como el científico y el religioso en materia medioambiental».

El director académico de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, Álvaro Matud, señaló que «esperamos que esta iniciativa sirva para promover una mayor cooperación entre ciencia y religión para reconocer la importancia de los problemas ambientales y fomentar la contribución de las principales tradiciones religiosas y espirituales para resolverlos».

El seminario se celebrará en el santuario católico de Torreciudad (Huesca), que se encuentra en un enclave natural cercano a los Pirineos y que está inmerso en un proceso de compromiso ecológico que tiene previsto culminar alcanzando la excelencia ambiental en 2025, año en que se cumple el 50 aniversario de su inauguración.

Como resultado de la cumbre, se aspira a firmar una declaración conjunta de los participantes. Todos los contenidos relativos al seminario internacional se encuentran disponibles en la web: http://www.issrec.org/.

Alfa y Omega