Juicio por la muerte de dos mujeres y un bebé durante una travesía en patera: «Los empujaron al agua»

A la vez que se celebraba la primera vista de este suceso acaecido el pasado mayo en Gran Canaria, el Papa Francisco pedía desde el Vaticano una comprensión más profunda de la migración

Redacción

Dos mujeres y una bebé murieron ahogados en Gran Canaria el 16 de mayo de 2019 tras cinco días de travesía en patera, los tres últimos sin agua ni comida. Ocurrió en playa de Las Marañuelas y este jueves se han conocido las circunstancias: los empujaron al agua sin contemplaciones.

«Los empujaron fuera de la embarcación. A unos metros de la costa, los echaron al agua sin importarles si sabían nadar o no, ni la profundidad que hubiera», explicó uno de los policías que recogió el testimonio de los supervivientes. El agente realizó esta declaración en la primera jornada del juicio que se sigue en la Audiencia de Las Palmas contra el presunto patrón de la patera, el ciudadano marroquí Abdallah W.

El procesado se enfrenta a una posible condena de ocho años de cárcel por un delito contra los ciudadanos extranjeros y por tres homicidios imprudentes, después de que esta misma mañana rechazase una oferta de la Fiscalía de rebajar su pena a seis años si reconocía los hechos ante el tribunal y aceptaba la condena.

Abdallah W. declarará el 30 de septiembre, cuando se retome la vista, pero hasta ahora siempre ha mantenido que él ni siquiera iba a bordo de la barquilla, sino que estaba desde bastante tiempo antes en Las Palmas de Gran Canaria, donde lo detuvieron cuatro días después del naufragio. La Policía, sin embargo, ha aportado pruebas que cuestionan esta versión.

Una migración más humana

El mismo día de la apertura del juicio, el Papa Francisco recibió en audiencia a los representantes del proyecto Europeo Snapshots from the Borders (Voces y experiencias de las fronteras) liderado por el alcalde de Lampedusa.

El objetivo general del proyecto, en el que están involucrados varios países europeos, es aumentar la conciencia y la comprensión crítica de la interdependencia mundial y las causas de las corrientes migratorias, a fin de promover el logro y el respeto de las metas de desarrollo sostenible.

«Ustedes tienen un proyecto con visión de futuro», les dijo el Papa en su discurso, destacando que con su trabajo, la red de autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil que ha nacido a partir de esta iniciativa, «promueve una comprensión más profunda de la migración, permitiendo a las sociedades europeas dar una respuesta más humana y coordinada a los retos de la migración contemporánea».

Francisco además alertó de las habituales «implicaciones dramáticas» de la migración e instó a no «permanecer indiferente ante las tragedias humanas que siguen teniendo lugar en diferentes regiones del mundo. Entre ellas, a menudo se nos pide que abordemos las tragedias que tienen al Mediterráneo como escenario, un mar fronterizo, pero también un mar donde se encuentran las culturas».