«Honrar a los padres conduce a una vida feliz» - Alfa y Omega

«Honrar a los padres conduce a una vida feliz»

Durante la audiencia, el Papa ha subrayado la «importancia del ambiente familiar en los primero años de vida, que repercute en la posterior forma de ser y comportarnos»

José Calderero de Aldecoa
Foto: REUTERS/Max Rossi

Una vez concluida la semana pasada la reflexión sobre el tercer mandamiento, el Papa ha dedicado la catequesis de la audiencia general a hablar del cuarto precepto del decálogo –Honrarás a tu padre y a tu madre–, que «significa reconocer y dar importancia a los padres a través de acciones concretas, que manifiestan afecto y cuidado; y esto tiene como efecto una vida larga y feliz».

Además, Francisco ha pedido tener esta actitud independientemente de los méritos de los progenitores. «Aunque no todos los padres sean buenos y no todas las infancias sean serenas, todos los hijos pueden ser felices, porque el logro de una vida plena y feliz depende de la justa gratitud a quienes nos han traído al mundo», ha dicho.

En este sentido, ha puesto de ejemplo a «tantos jóvenes que, después de haber vivido una infancia difícil y dolorosa, se han reconciliado, a través de Cristo, con la vida y han sido un ejemplo luminoso para muchos otros». Concretamente, ha ensalzado la figura del próximo santo Sulprizio, «ese joven que a los 19 años terminó su vida reconciliado con tanto dolor, con tantas cosas, porque su corazón estaba sereno y nunca había negado a sus padres»; o la de san Camilo de Lellis, «que desde una infancia desordenada construyó una vida de amor y servicio».

De todos modos, el Santo Padre ha subrayado la «importancia del ambiente familiar en los primero años de vida, que repercute en la posterior forma de ser y comportarnos».

Antes de concluir, el Pontífice ha invitado a las familias a reconciliarse cuando se produzca una situación de conflicto o incomprensión y ha pedido que nunca si insulte a los padres: «Si te has alejado de tus padres, haz un esfuerzo y vuelve, vuelve con ellos, tal vez sean viejos… Te dieron la vida. Y luego tenemos el hábito de decir cosas malas, incluso malas palabras. Por favor, nunca, nunca, nunca insultes a los padres de otras personas. ¡Le dieron la vida! No deberían ser insultados. ¡Nunca! Nunca insultes a tu madre, nunca insultes a tu padre».

La Pastoral de la Carretera de la CEE con el Papa

Una vez finalizada la audiencia, el Papa ha recibido la estola conmemorativa del 50º aniversario del departamento de Pastoral de la Carretera de la Conferencia Episcopal Española.

Bergoglio la ha recibido de manos del director de este organismo, José Aumente, que se encuentra en Roma de peregrinación junto a un grupo de camioneros, taxistas, conductores profesionales y no profesionales, autoescuelas, mecánicos, policías y guardias civiles, asociaciones de transportistas y las cofradías de San Cristóbal.

Foto: CEE