La madre de Carlo Acutis: «Ha ayudado a muchos a acercarse a la Eucaristía»

A pocas horas de la beatificación de su hijo Carlo, Antonia Salzano desvela en una entrevista detalles de la vida de su hijo

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: CNS

«Carlo me salvó. Yo era una analfabeta de la fe», ha reconocido en varias ocasiones Antonia Salzano, madre de Carlo Acutis, que será beatificado este sábado en Asís. Nacido en una familia creyente pero no practicante, la vida de santidad de Carlo dejó un fuerte impacto en su madre, tal como ha reconocido en una entrevista a Radio María Argentina: «Carlo vivía lo ordinario como algo extraordinario. Tenía una vida como la de otros chavales, pero su relación con Jesús la hizo extraordinaria. Carlo vivía esta presencia constante de Dios en su vida, en cada momento. Vivía lo sobrenatural de un modo muy natural. Eso era lo que más impresionaba».

Según su madre, Carlo vivió siempre en la presencia de su ángel de la guarda, de Jesús y de la Virgen María, «que fueron los grandes amores de su vida». Su piedad y oración eran «algo constante», porque «él jugaba al balón o a cualquier cosa, pero siempre estaba esa conexión con Jesús. Él no se desconectaba».

Sin embargo, aunque tenía su mirada constantemente dirigida a Dios, «eso automáticamente lo dirigía a mirar a los demás. Era consciente de que cada persona tenía una dignidad infinita», dice su madre.

Carlo Acutis en un viaje a Toledo. Foto: www.carloacutis.com

Los milagros de Carlo

El proceso de canonización cuenta con «varios milagros», revela también Antonia Salzano, aunque la Congregación de las causas de los santos solo podía elegir uno para la beatificación. El que se eligió fue el caso de un niño brasileño que tenía una malformación en el páncreas, no podía comer sólido, con vómitos y dolores, y cuyo tratamiento incluía una operación muy arriesgada para su vida.

«Los padres hicieron una novena a Carlo –cuenta Antonia–, y al tercer día de la novena el niño comenzó a comer con normalidad. Los análisis también mostraron que su estado era perfectamente normal. Fue una transformación instantánea, pero hay muchos más milagros, sobre todo de conversión, que son los más importantes».

En la entrevista, la madre de Acutis dice que la beatificación de su hijo en el santuario del Despojo, donde san Francisco se despojó de sus vestidos ante su padre y el obispo, «es un ejemplo para los jóvenes de todo el mundo. En ese lugar donde Francisco inició su camino a la santidad, Carlos será mostrado como modelo para los jóvenes del tercer milenio. Ojalá sea para tantos jóvenes el lugar donde inicien su santificación, como Francisco y Carlo. Se necesita un inicio para cambiar de vida, para dejar de mirar hacia abajo y mirar hacia arriba, hacia Dios, como hicieron ellos».

Por último, Antonia se refirió a su hijo como un referente en materia de evangelización y uso de las nuevas tecnologías, un elemento que destacó el propio Papa Francisco en Christus vivit: «él era un genio de los ordenadores, tenía una capacidad increíble, que usaba para anunciar el Evangelio. Hizo el sitio de voluntariado de los jesuitas, algunos sitios web para parroquias, y sobre todo las exposiciones que han ayudado a tantos a acercarse al Señor, en especial la de los milagros eucarísticos, que ha ido por todo el mundo en miles de parroquias».

Para su madre, Carlo Acutis fue «un chico con un ordenador muy limitado que, desde Milán, pudo llevar el amor por la Eucaristía por todo el mundo. Eso es algo extraordinario. Carlo ha ayudado a muchos a acercarse a la Eucaristía».