El obispo de Asís explica la supuesta incorruptibilidad del cuerpo de Carlo Acutis - Alfa y Omega

El obispo de Asís explica la supuesta incorruptibilidad del cuerpo de Carlo Acutis

El cuerpo del próximo beato fue tratado en 2019 con diferentes técnicas de conservación. «La reconstrucción de la cara con una máscara de silicona fue particularmente exitosa», ha señalado monseñor Domenico Sorrentino

Redacción

La basílica de San Francisco de Asís acogerá el sábado 10 de octubre la beatificación del joven Carlo Acutis, que murió el 12 de octubre de 2006, hace tan solo 14 años, después de luchar contra la leucemia.

Ante tamaña celebración, el obispo de Asís monseñor Domenico Sorrentino decidió abrir la tumba de Acutis para que los fieles pudieran rezar ante sus restos mortales los días previos a la celebración.

Las imágenes se difundieron rápidamente debido a que el cuerpo del joven –que murió a los 15 años y yace en su tumba con sudadera, vaqueros y zapatillas– parecía encontrarse incorrupto. Muchos medios de comunicación se hicieron eco de la noticia.

Sin embargo, monseñor Sorrentino ha salido al paso de estas informaciones y ha explicado que no es cierto que el cuerpo del próximo beato haya sido encontrado incorrupto. «En el momento de la exhumación en el cementerio de Asís, que tuvo lugar el 23 de enero de 2019 con motivo del traslado al Santuario del Despojo, el cuerpo se encontró en el estado normal de transformación típico de la condición cadavérica», ha señalado el obispo.

El motivo de que el cuerpo presentara tan buen aspecto en las fotografías difundidas tras la apertura del féretro se encuentra en que, tras la exhumación, Carlo Acutis «fue tratado con aquellas técnicas de conservación en integración que se practican habitualmente para exponer los cuerpos de los beatos y de los santos con dignidad para la veneración de los fieles».

La operación se llevó a cabo, según Sorrentino, «con arte y amor. La reconstrucción de la cara con una máscara de silicona fue particularmente exitosa». Además, «con un tratamiento específico se logró recuperar la preciosa reliquia del corazón que se utilizará el día de la beatificación».