Francisco: «Nunca he negado la Eucaristía a nadie» - Alfa y Omega

Francisco: «Nunca he negado la Eucaristía a nadie»

La atención a las personas homosexuales, las vacunas y la comunión a los políticos que aprueban leyes sobre el aborto son algunos de los temas que ha abordado el Santo Padre durante la rueda de prensa en el avión que le ha traído de su viaje a Hungría y Eslovaquia

Redacción
El Papa durante la rueda de prensa en el avión. Foto: cadena COPE

«Europa debe retomar los sueños de sus padres fundadores. La Unión Europea no es una reunión para hacer cosas, hay un espíritu detrás de la Europa que soñaron Schumann, Adenauer y De Gasperi. Existe el peligro de que sea sólo una oficina de gestión, y esto no es bueno, tiene que ir directamente a la mística, buscar las raíces de Europa y llevarlas adelante. Y todos los países deben ir adelante. Es cierto que algunos intereses, quizá no europeos, intentan utilizar la Unión Europea para la colonización ideológica, y eso no es bueno», ha dicho el Papa Francisco este miércoles a los periodistas en el avión de vuelta de su viaje a Hungría y Eslovaquia, informa Vatican News.

En este sentido, el Papa se ha referido a su encuentro con el presidente húngaro Viktor Orban, con el que habló de la situación demográfica: «Me preocupa el invierno demográfico, en Italia la edad promedio es de 47 años, España creo que es aún peor, muchos pueblos están vacíos o con mucha gente mayor. ¿Cómo se puede resolver esto? El presidente me explicó la ley que tienen para ayudar a las parejas jóvenes a casarse y tener hijos. Se ve que hay muchos jóvenes, muchos niños. También en Eslovaquia hay muchas parejas jóvenes. Ahora el reto es crear puestos de trabajo, para que no salgan a buscarlo afuera».

«Incertidumbre» sobre las vacunas

A preguntas de los periodistas, Francisco ha señalado que «la humanidad tiene una historia de amistad con las vacunas», pero hoy hay una «incertidumbre» debido «a la diversidad de las vacunas y también la fama de algunas vacunas que son un poco más que el agua destilada. Esto ha creado un temor». El Pontífice ha desvelado asimismo que «incluso en el colegio de cardenales hay algunos negacionistas y uno de ellos, pobrecito, está hospitalizado con el virus. Algunos dicen que porque las vacunas no están suficientemente probadas. Hay que dejarlo claro: en el Vaticano todos están vacunados, excepto un pequeño grupo que se está estudiando cómo ayudarlos».

«Quien aborta, mata»

A continuación, Francisco ha entrado en la polémica localizada en Estados Unidos sobre la posibilidad de dar la comunión a políticos favorables al aborto. «Nunca he negado la Eucaristía a nadie –ha dicho el Pontífice–. Una vez fui a celebrar la Misa en una residencia de ancianos, estaba en la sala y dije: “¿quién quiere la comunión?”. Todos los ancianos levantaron la mano. Una ancianita levantó la mano y tomó la comunión y dijo: “Gracias, soy judía”. Y le dije: “¡Lo que te he dado también es judío!”. La comunión no es un premio para los perfectos, la comunión es un don, un regalo, es la presencia de Jesús en la Iglesia y en la comunidad».

Para el Papa, el aborto «más que un problema, es un homicidio. Quien aborta mata, sin medias palabras. A los que no pueden entenderlo, les haría esta pregunta: ¿es correcto matar una vida humana para resolver un problema? ¿Es correcto contratar a un sicario para matar una vida humana? Científicamente es una vida humana. ¿Es correcto sacarlo para resolver un problema? Por eso la Iglesia es tan dura en este tema porque si acepta esto es como si aceptara el homicidio diario».

Entonces, «si una persona que no está en la comunidad, no puede comulgar. Y esto no es un castigo, está fuera. Pero el problema no es teológico, es pastoral. Y cada vez que los obispos no han gestionado un problema como pastores han tomado partido por el lado político.¿Qué debe hacer el pastor? Ser pastor, no condenar. Sé un pastor, porque es un pastor también para los excomulgados. Pastores con el estilo de Dios, que es cercanía, compasión y ternura. No conozco los detalles de los Estados Unidos, ¿pero y si usted es cercano, tierno y das la comunión? Es una hipótesis. El pastor sabe qué hacer en todo momento. Pero si te sales de la pastoral de la Iglesia te conviertes en un político. Si dices que puedes dar o no dar, esto es casuística. Son hijos de Dios y necesitan nuestra cercanía pastoral, luego el pastor resuelve las cosas como el Espíritu le indica».

«No hagan que la Iglesia niegue su verdad»

El Santo Padre ha aludido también a la reciente resolución del Parlamento europeo que pide a los países reconocer los matrimonios homosexuales, y ha dicho que «el matrimonio es un sacramento, la Iglesia no tiene poder para cambiar los sacramentos tal y como el Señor los ha instituido». Por ello, ante las personas que tienen una orientación sexual diferente «los estados tienen la posibilidad de apoyarlos civilmente, darles seguridad de herencia, salud, etc. Pero el matrimonio es el matrimonio. Esto no significa condenarlos, son nuestros hermanos y hermanas, debemos acompañarlos. Hay leyes civiles, pero nada que ver con el matrimonio como sacramento, que es entre un hombre y una mujer. Por favor, no hagan que la Iglesia niegue su verdad. Muchas personas con orientación homosexual se acercan a la penitencia, piden consejo al sacerdote, la Iglesia les ayuda, pero el sacramento del matrimonio es otra cosa».

Mención especial a nuestra colaboradora Eva Fernández

Antes de concluir la rueda de prensa en el avión, Francisco quiso referirse a nuestra colaboradora Eva Fernández, artífice de la última entrevista del Papa a un medio de comunicación –la entrevista a Carlos Herrera, en la cadena COPE–. Ha dicho: «He leído una cosa muy bonita sobre uno de ustedes. Se decía que esta periodista está disponible las 24 horas del día para trabajar y que siempre deja que los demás vayan primero y ella detrás, da la palabra a los demás y ella se calla. Esto lo dice José Beltrán [director de la revista Vida Nueva], sobre nuestra Eva Fernández, ¡gracias!».