Francisco clama contra la corrupción - Alfa y Omega

Francisco clama contra la corrupción

Reunido con una delegación de la Asociación Internacional de Derecho Penal, el Papa Francisco protagonizó, el pasado jueves, un duro discurso contra la corrupción, la concentración de la riqueza global…

Colaborador

Reunido con una delegación de la Asociación Internacional de Derecho Penal, el Papa Francisco protagonizó, el pasado jueves, un duro discurso contra la corrupción, la concentración de la riqueza global, la pena de muerte, la tortura, las condiciones de algunas cárceles y la esclavitud.

«La escandalosa concentración de la riqueza global es posible por la connivencia de los responsables de la cosa pública con los poderes fuertes. La corrupción es, en sí misma, un proceso de muerte y un mal más grande que el pecado que, más que perdonar, hay que curar», señaló el Papa. En un mundo en el que la corrupción se ha convertido en algo natural -«un Estado personal y social ligado a la costumbre, una práctica habitual en las transacciones comerciales (…), en cada negociación que implica a agentes del Estado»- el Papa llama a perseguir con mayor severidad aquellas formas de corrupción que «causan graves daños sociales (…), como por ejemplo los graves fraudes contra la Administración pública, o el ejercicio desleal en las Administraciones».

El Papa aprovechó este encuentro con representantes del mundo del Derecho para condenar de forma absoluta la pena de muerte, «inadmisible para un cristiano». Y dijo: «Es imposible imaginar que hoy los Estados no puedan disponer de otro medio que no sea la pena capital para defender la vida de las personas del agresor injusto». Además, el Santo Padre se refirió a las condiciones inhumanas que se dan en cárceles de todo el mundo, lamentó la aplicación de sanciones penales a niños y ancianos y clamó contra la trata de personas y la esclavitud.