«Es un momento clave y se necesita la oración de todos para que Asia pueda ser liberada» - Alfa y Omega

«Es un momento clave y se necesita la oración de todos para que Asia pueda ser liberada»

«Se trata de un momento decisivo en el que se necesita la constante oración de todos los cristianos y de todos los hombres de buena voluntad, para que Asia pueda ser liberada», asegura Joseph Nadeem, tutor de la familia de Bibi

Redacción

«Se trata de un momento decisivo en el que se necesita la constante oración de todos los cristianos y de todos los hombres de buena voluntad, para que Asia pueda ser liberada», asegura Joseph Nadeem, tutor de la familia de Bibi

La audiencia ante la Corte Suprema para revisar el caso de Asia Bibi, la mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia, ha sido fijada para este jueves 13 de octubre.

Es la tercera y última instancia del juicio que se ha fijado para que se examine el caso de la mujer que fue condenada a muerte en 2009, cuya condena fue ratificada en 2014 por la Corte de Apelación y suspendida en 2015 por la Corte Suprema de Pakistán.

Así lo confirma a la Agencia Fides Joseph Nadeem, tutor de la familia de la mujer, que asegura que «se trata de un momento decisivo en el que se necesita la constante oración de todos los cristianos y de todos los hombres de buena voluntad, para que Asia pueda ser liberada».

El caso será presentado por el abogado musulmán Saiful Malook, legal oficial de Asia Bibi, que alberga «una gran esperanza» y señala «los defectos en derecho y las pruebas que demuestran la inocencia de la mujer».

Asia Bibi se encuentra en la cárcel de mujeres de Multan, en una celda individual. La mujer fue detenida en junio de 2009, según la ley de blasfemia, después de una discusión con algunas campesinas, compañeras suyas de trabajo en los campos. Ese mismo año fue condenada a muerte y la condena fue ratificada en 2014 por la Corte de Apelación. Un año después, el 22 de julio de 2015, la Corte Suprema suspendió la sentencia y ordenó un nuevo examen del caso.

Agencia Fides/Alfa y Omega