Enfoque - Alfa y Omega
Tiburcio Arnáiz Muñoz. Foto: Residencia de los jesuitas de Málaga. A la derecha: Luis Zambrano. Foto: Ayuntamiento de Olivenza

Caridad en expansión

La labor del Instituto Secular Hogar de Nazaret, fundado por el sacerdote pacense Luis Zambrano (1909-1983), comenzó con las personas con discapacidad. En la actualidad, se extiende a inmigrantes, ancianos, mujeres maltratadas y marginados. Es el poder expansivo de la caridad, reconocido por el Papa al autorizar el martes la declaración de las virtudes heroicas de Zambrano (en la imagen inferior). También expansiva fue la caridad del otro español declarado venerable, el jesuita Tiburcio Arnáiz Muñoz (1865-1926), promotor de las misiones populares.


Foto: CNS

Un sínodo sobre los jóvenes

Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional es el tema elegido por el Papa, siguiendo el sentir de la Iglesia, para la siguiente asamblea general del Sínodo de los obispos, que se celebrará en octubre de 2018. Según ha adelantado el secretario general del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, la asamblea buscará vías para animar a los jóvenes a «una mayor participación» en las comunidades cristianas y en la sociedad. Este compromiso se puede vivir en el matrimonio o en una vida de especial consagración, por lo que el sínodo seguirá profundizando –en continuación con las dos asambleas sobre la familia– en el proceso de discernimiento.


Foto: CEE/Miguel Hernández Santos

Pro multis

El nuevo Misal Romano, que la Conferencia Episcopal presentó la pasada semana, incluye como principal novedad la traducción literal del original latino en la consagración del vino: sangre derramada «por vosotros y por muchos», en vez de «y por todos los hombres». Este cambio, decretado por Benedicto XVI en 2006, se aplicará a partir de la Cuaresma, y busca «una mayor fidelidad» al Nuevo Testamento. Los obispos piden explicar a los fieles esta novedad «mediante una oportuna catequesis» que aclare que Jesús ofreció su vida por todos los hombres, pero está en la libertad humana acoger o rechazar la salvación.