El secretario de Estado vaticano llevará la solidaridad del Papa a Ucrania en junio

Según Parolin, la Santa Sede «está particularmente preocupada por la cuestión humanitaria que está empeorando a causa del conflicto en curso» y de la inflación que ha dejado «más de medio millón de personas» sin comida, provocando «un millón y medio de desplazados»

Alfa y Omega

Según Parolin, la Santa Sede «está particularmente preocupada por la cuestión humanitaria que está empeorando a causa del conflicto en curso» y de la inflación que ha dejado «más de medio millón de personas» sin comida, provocando «un millón y medio de desplazados»

El secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, visitará Ucrania en junio para llevar a la población la solidaridad del Papa Francisco, según informó la Santa Sede.

«Dada la gravedad de la situación actual, yo mismo viajaré a Ucrania el próximo mes para expresar la solidaridad del Santo Padre a aquellos que sufren», afirmó Parolin, que se encuentra de visita a Estonia. Según el secretario, la Santa Sede «está particularmente preocupada por la cuestión humanitaria que está empeorando a causa del conflicto en curso» y de la inflación que ha dejado «más de medio millón de personas» sin comida, provocando «un millón y medio de desplazados».

«Dramática es también la emergencia sanitaria y las condiciones en las que se encuentran los niños que no pueden acudir a la escuela y experimentan diariamente la violencia», añadió.

En este contexto, Parolin recordó que la Iglesia católica, aunque está en minoría en Ucrania, «está respondiendo a las necesidades de la población», mientras que la Santa Sede está preparando «intervenciones específicas que beneficien a todos, sin discriminación religiosa».

Asimismo, el cardenal lamentó los conflictos que existen en diversas partes del mundo, no solo en Ucrania, y señaló que Europa actualmente se enfrenta a dos crisis: la migratoria y la de los valores.

Respecto a la primera, el cardenal apeló a una «respuesta conjunta» que sepa equilibrar «la tutela de los derechos de los ciudadanos europeos con la acogida de inmigrantes» a través de un «diálogo sincero y respetuoso con los países de origen, de tránsito y de destino» de los refugiados.

En cuanto a la crisis de valores, el secretario vaticano subrayó la importancia de «proteger los derechos humanos, no individuales sino universales, esenciales para la persona y su dignidad».

EFE/Alfa y Omega