El precursor de san Josemaría en Roma que estuvo apunto de ingresar en los jesuitas

Alfredo Méndiz ha publicado Salvador Canals, una biografía (1920-1975) (Rialp), que  arroja luz sobre las entonces tirantes «relaciones con los jesuitas» y «ahonda en las relaciones entre el Opus Dei y la Santa Sede». Canals, primer miembro de la institución fundada por san Josemaría Escrivá en llegar a Roma, fue el encargado de presentársela al Papa Pío XII

José Calderero de Aldecoa
Salvador Canals, a la derecha, junto al fundador del Opus Dei. Foto: Opus Dei

Alfredo Méndiz ha publicado Salvador Canals, una biografía (1920-1975) (Rialp), que  arroja luz sobre las entonces tirantes «relaciones con los jesuitas» y «ahonda en las relaciones entre el Opus Dei y la Santa Sede». Canals, primer miembro de la institución fundada por san Josemaría Escrivá en llegar a Roma, fue el encargado de presentársela al Papa Pío XII

Salvador Canals fue el primer miembro del Opus Dei en establecerse en Roma, cosa que hizo en 1942, y el encargado de hablarle de esta nueva institución eclesial por primera vez al Papa Pío XII. Así lo explica en conversación con Alfa y Omega el subdirector del Instituto Histórico San Josemaría Escrivá Alfredo Méndiz, que ha publicado recientemente el libro Salvador Canals, una biografía (1920-1975).

Sin embargo, antes de abordar este episodio en la vida de Canals, la obra arroja luz, al comienzo de sus páginas, sobre las conocidas tiranteces que se vivieron en los años 40 entre la Compañía de Jesús y el Opus Dei. El propio Salvador «se estaba preparando para ser jesuita. Ciertamente, tenía algunas dudas, pero ya se había fijado la fecha para el ingreso» y toda su ropa estaba marcada para la lavandería del seminario. Pero «le hablaron del Opus Dei unos pocos días antes y, sobre todo, conoció a Josemaría Escrivá» y Canals cambió de parecer y «dijo: “Esto es lo mío”», recuerda Méndiz.

La decisión «causó cierto escándalo entre los jesuitas», aunque el fundador del Opus Dei, en otras ocasiones, intervenía justo para lo contrario: «Hay testimonios de jóvenes que se estaban pensado si hacerse del Opus Dei y Josemaría les decía que lo suyo era ser jesuita. “Y cuando seas sacerdote de la Compañía iré para que me des la bendición”», explica Méndiz.

Precursor de san Josemaría

Salvador Canals pidió la admisión en el Opus Dei en 1940, y dos años después fue mandado por el fundador a Roma junto a su compañero José Orlandis. «Llegó a Italia con la idea de hacer un doctorado en Derecho Mercantil y, en principio, solo iba a permanecer diez meses, pero luego se vio la conveniencia de que el Opus Dei permaneciera como institución en Roma» y Canals se quedó allí hasta su muerte, en 1975.

Al tratarse de los primeros miembros de la institución en Roma, Canals –que entonces solo tenía 22 años– y Orlandis fueron los encargados de presentársela al Papa Pío XII. «“Aquí tiene, Santidad, a dos personas del Opus Dei, una institución que ha nacido hace poco en España”, le dijeron. También le explicaron en qué consistía, cuáles eran sus aspiraciones y por qué habían venido a Roma», asegura Alfredo Méndiz.

De esta forma, Canals «fue el primer embajador directo del Opus Dei ante el Vaticano» y «se convirtió en el precursor de san Josemaría en Roma. El fundador llegó a la ciudad italiana cuatro años más tarde», cuenta el autor de la biografía.

Novedades de la obra

Salvador Canals, una biografía (1920-1975) (Rialp) ya cuenta con dos ediciones y se espera que en un corto periodo de tiempo pueda publicarse la tercera.

Según su autor, la obra «aporta datos importantes para la historia del Opus Dei, sobre todo sobre su camino jurídico»; arroja luz sobre las «relaciones con los jesuitas, que entonces eran un poco tirantes»; y también «ahonda en las relaciones entre el Opus Dei y la Santa Sede», donde Salvador Canals trabajó tras ordenarse sacerdote en 1948.

José Calderero de Aldecoa @jcalderero