El Papa se reúne con la mujer con la que tuvo un encontronazo en fin de año - Alfa y Omega

El Papa se reúne con la mujer con la que tuvo un encontronazo en fin de año

Las imágenes han salido a la luz este martes, a pesar de que el encuentro entre ambos tuvo lugar el 8 de enero. Precisamente, Francisco ha reflexionado este miércoles durante la audiencia general sobre el poder liberador del perdón

José Calderero de Aldecoa
Fotos: CNS y Vatican News

El Papa ha empezado a desgranar las bienaventuranzas en la audiencia general de este miércoles. Y tras un acercamiento general al tema la semana pasada, en esta ocasión ha reflexionado sobre la primera de ellas –«Bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos será el reino de los cielos»– para invitar a los fieles a «reconocerse incompletos y vulnerables, por mucho que nos esforcemos». Negar esta realidad «nos lleva por caminos de oscuridad, a odiar y odiarnos a causa de nuestros límites, a tratar de ocultarlos, a buscar con desesperación ser alguien, ser más todavía».

Para Francisco, esta actitud de tratar de «ser alguien» en la vida lleva a las personas a sentirse «en competencia con otros» y a vivir «en una preocupación obsesiva por mi ego». Al contrario, «ser pobres nos libera del orgullo, del exigirnos ser autosuficientes y nos da derecho a pedir ayuda, a pedir perdón» y «nos abre el camino del reino de los cielos».

Sin embargo, el Santo Padre ha admitido que es difícil «admitir un error y pedir perdón» porque «humilla nuestra imagen hipócrita». Para lograrlo, y deshacernos así del «orgullo» de querer tener «siempre razón», el mejor camino es la «humildad» y la «oración».

Foto: EFE/EPA/Claudio Peri

Ejemplo de perdón

Estas palabras del Pontífice sobre el perdón son especialmente significativas después de que este martes salieran a la luz unas imágenes suyas recibiendo cordialmente a la mujer asiática a la que increpó y golpeó a final de año después de que esta le agarrara fuertemente del brazo y le hiciera tambalear.

A pesar de que acaban de hacerse públicas las fotografías, el encuentro entre ambos tuvo lugar el pasado 8 de enero al finalizar la audiencia general celebrada ese mismo día en el Aula Pablo VI.

Previamente a esa breve reunión tras la catequesis de Bergoglio, y un día después del incidente, Francisco ya había pedido perdón públicamente a la señora durante el rezo del ángelus desde el balcón del palacio apostólico. «Muchas veces perdemos la paciencia, también yo. Pido perdón por el mal ejemplo de ayer», dijo el Pontífice.