El Papa recibe a Obama - Alfa y Omega

El Papa recibe a Obama

Fue un encuentro cordial. El Papa y el Presidente Obama hablaron sobre diversas cuestiones de actualidad internacional, y de temas de justicia social, en los que hay clara sintonía. Pero también emergió el tema de la reforma sanitaria en EE.UU., muy cuestionada por la Iglesia, por obligar a contratar seguros con coberturas como fármacos abortivos y anticonceptivos

Redacción

Fue un encuentro cordial. El Papa y el Presidente Obama hablaron sobre diversas cuestiones de actualidad internacional, y de temas de justicia social, en los que hay clara sintonía. Pero también emergió el tema de la reforma sanitaria en EE.UU., muy cuestionada por la Iglesia, por obligar a contratar seguros con coberturas como fármacos abortivos y anticonceptivos

El Papa Francisco recibió el jueves en la Ciudad del Vaticano al Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama. Se trata del primer encuentro entre ambos, pero de la segunda visita de Obama al Vaticano, donde le recibió Benedicto XVI en julio de 2009.

Fue un encuentro de unos 50 minutos, al que siguió otra reunión de Obama con el Secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin. Las conversaciones, según un comunicado posterior de la Santa Sede, transcurrieron «en una atmósfera de cordialidad». Se habló sobre diversos temas de la actualidad internacional, «y se ha manifestado el deseo de que en las zonas de conflicto se respeten el derecho humanitario y el derecho internacional y se llegue a una solución negociada entre las partes interesadas», decía la nota.

«En el contexto de las relaciones bilaterales y de la colaboración entre la Iglesia y el Estado -añadía el texto-, se han tratado cuestiones de relieve especial para la Iglesia en ese país, como el ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia y también se ha hablado de la reforma en materia de emigración. Por último, se ha expresado el compromiso común para la erradicación de la trata de seres humanos en el mundo».

No faltó, pues, el tema del contencioso por la reforma sanitaria de Obama. La nota vaticana es ambigua, y no permite saber si fue durante el encuentro con Francisco, o con su Secretario de Estado (o en ambos), donde surgió el tema, pero en todo caso, queda claro el apoyo de la Santa Sede a la Iglesia en este país. El episcopado estadounidense ha sido siempre un firme partidario de avanzar hacia un sistema de cobertura sanitaria universal, pero rechaza la obligatoriedad de contratar seguros con coberturas tales como esterilizaciones, fármacos abortivos o anticonceptivos. Las excepciones que ha estado dispuesta a incluir la Administración Obama son consideradas totalmente insuficientes, y el asunto ha llegado al Tribunal Supremo.

Benedicto XVI apoyo con gran decisión a los obispos norteamericanos frente a la reforma sanitaria.

«Soy un gran admirador suyo»

El Presidente llegó al Vaticano alrededor de las 10.15, acompañado por un gran cortejo de automóviles. En el Patio de San Dámaso lo recibió Monseñor Gaenswein, Prefecto de la Casa Pontificia. Junto a Obama también estuvo presente el Jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, quien en enero pasado mantuvo un encuentro con el cardenal Pietro Parolin.

Obama saludó al Papa de forma muy elogiosa: «Soy un gran admirador suyo», le dijo. De esa admiración, habló el Presidente de EE.UU. en una entrevista publicada horas antes de la entrevista por el Corriere della Sera. «Dada su gran autoridad moral, cuando el Papa habla sus palabras tienen gran trascendencia», decía Obama. «Puede hacer que la gente alrededor del mundo se detenga a pensar sobre sus viejas actitudes y comiencen a tratarse unos a otros con decencia y compasión».

Alfa y Omega / VIS