El Papa invita a encontrar la Misericordia de Dios en el Evangelio - Alfa y Omega

El Papa invita a encontrar la Misericordia de Dios en el Evangelio

Miles de peregrinos acudieron a la Plaza de San Pedro este domingo, V de Cuaresma, para rezar el Ángelus con el Papa y celebrar con él el tercer aniversario de su elección como Sucesor de Pedro…

Redacción

Miles de peregrinos acudieron a la Plaza de San Pedro este domingo, V de Cuaresma, para rezar el Ángelus con el Papa y celebrar con él el tercer aniversario de su elección como Sucesor de Pedro. Los presentes recibieron de mano de decenas de voluntarios un Evangelio según san Lucas de bolsillo, regalo especial que quiso hacer Francisco a los fieles para celebrar su aniversario

Con el Evangelio de Juan, el Obispo de Roma hizo hincapié en que «basta la mirada llena de misericordia y de amor» de Jesús para hacer que todo pecador sienta que tiene dignidad, que puede cambiar de vida. El Papa recordó que la persona que ha pecado no es su pecado y que, dejándose mirar por el Señor, puede caminar por una senda nueva.

«El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra». Esta respuesta del Señor, subrayó el Papa, «desconcierta a los acusadores, desarmándolos a todos en el verdadero sentido de la palabra: todos depusieron las armas, es decir, las piedras listas para ser tiradas, tanto aquellas visibles contra la mujer, como aquellas escondidas contra Jesús».

Tras señalar que la mujer adúltera «nos representa a todos nosotros, pecadores», y que la voluntad de Dios hacia cada uno de nosotros «no es nuestra condena, sino nuestra salvación a través de Jesús», reiteró una vez más que Él quiere que «nuestra libertad se convierta del mal al bien, y ello es posible con su Gracia». El Santo Padre invocó el amparo de la Virgen María para que «nos ayude a confiarnos completamente en la misericordia de Dios, para llegar a ser criaturas nuevas».

Un Evangelio según san Lucas de regalo

Después de rezar a la Madre de Dios, el Pontífice saludó con afecto a los diversos grupos de fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro y aludió al Evangelio de la Misericordia de san Lucas, una edición de bolsillo que Francisco quiso regalar a los presentes con motivo de su aniversario como Papa. Los voluntarios del Dispensario pediátrico Santa Marta del Vaticano lo distribuyeron gratuitamente, junto a algunos ancianos y abuelos de Roma.

«¡Cuán dignos son los abuelos y las abuelas que transmiten la fe a los nietitos! Los invito a recibir este Evangelio y a leerlo, un pasaje cada día; así la Misericordia del Padre habitará en su corazón y podrán llevarla a cuantos encuentren», dijo a los presentes. «Y al final, en la página 123, están las siete obras de misericordia corporales y las siete obras de misericordia espirituales: pero, sería hermoso que las aprendan de memoria, ¡así es más fácil hacerlas!», añadió.

RV/Alfa y Omega