El Papa explica en la audiencia las cuatro huellas de un buen cristiano - Alfa y Omega

El Papa explica en la audiencia las cuatro huellas de un buen cristiano

Los cristianos «escuchan asiduamente la enseñanza apostólica»; viven «la comunión de bienes espirituales y materiales; recuerdan al Señor a través de la “fracción del pan», es decir, de la Eucaristía; y dialogan con Dios en la oración»

Redacción
Foto: REUTERS/Yara Nardi

Los cristianos «escuchan asiduamente la enseñanza apostólica»; viven «la comunión de bienes espirituales y materiales; recuerdan al Señor a través de la “fracción del pan», es decir, de la Eucaristía; y dialogan con Dios en la oración»

El Papa ha pronunciado la última audiencia general de este curso –se suspenden durante el mes de julio y serán retomadas por Francisco en agosto–, en la que ha instado a los creyentes a ahuyentar «el individualismo» y «fomentar el compartir y la solidaridad».

Frente a quien «tiende a hacer los propios intereses, independientemente o incluso a expensas de los otros», en la comunidad cristiana «no hay lugar para el egoísmo: si tu corazón es egoísta, no eres cristiano, eres mundano, que busca solo tu favor, tu beneficio».

Los cristianos «escuchan asiduamente la enseñanza apostólica»; viven «la comunión de bienes espirituales y materiales; recuerdan al Señor a través de la “fracción del pan», es decir, de la Eucaristía; y dialogan con Dios en la oración». Estas son, según el Papa, «las cuatro huellas de un buen cristiano».

Por otro lado, en el estilo de vida de los creyentes destaca «la cercanía y la unidad: cercanos, preocupados unos de otros, no para chismorrear del otro, no, para ayudar, para acercarse». Y «esta fraternidad que es la Iglesia» puede «vivir una vida litúrgica verdadera y auténtica».

En este sentido, Bergoglio ha pedido que «las liturgias sean  un encuentro con Dios, que se convierte en comunión con los hermanos y las hermanas, lugares que sean puertas abiertas a la Jerusalén celestial».

Alfa y Omega