El Papa aprueba las virtudes heroicas del fundador del décimo grupo empresarial español

Se han aprobado las virtudes heroicas del sacerdote José María Arizmendiarrieta, fundador de la Corporación Cooperativa Mondragón. Este grupo empresarial basado en la doctrina social de la Iglesia…

María Martínez López

Se han aprobado las virtudes heroicas del sacerdote José María Arizmendiarrieta, fundador de la Corporación Cooperativa Mondragón. Este grupo empresarial basado en la doctrina social de la Iglesia es el primero del País Vasco y el décimo de España, además de la mayor empresa cooperativista del mundo

El Papa Francisco autorizó este lunes a la Congregación para las Causas de los Santos a aprobar las virtudes heroicas del sacerdote español José María Arizmendiarrieta, fundador de la Corporación Mondragón. Como contó Alfa y Omega hace pocos días, Arizmendiarrieta (1915-1976) fundó en los años 1950 varias empresas cooperativas como Ulgor –posteriormente Fagor–. Quería aplicar la propuesta de la encíclica Quadragesimo anno de que los trabajadores participaran en los resultados, la gestión y la propiedad de la empresa.

Hoy, Mondragón Corporación Cooperativa es el primer grupo empresarial del País Vasco y el décimo de España, además de la mayor empresa cooperativista del mundo. Cuenta con 74.000 trabajadores, de los cuales 40.000 son además copropietarios en las 103 cooperativas que, junto con otras 120 empresas, integran el grupo. Dentro del mismo está, además, la Caja Laboral Popular y la Universidad cooperativa de Mondragón, heredera de la escuela politécnica fundada por el ya venerable Arizmendiarrieta en 1943.

Otra característica de esta corporación que nació inspirada por la doctrina social de la Iglesia es que no hay grandes diferencias en los salarios, y los beneficios se reinvierten en un fondo de pensiones, centros de investigación y un fondo de solidaridad que permite ayudar a las cooperativas en apuros.

En los últimos años, desde el grupo Mondragón «estamos trabajando para que se puedan constituir sociedades civiles particulares que apliquen estos principios de las cooperativas a las empresas normales. También estamos reflexionando sobre cómo podríamos fomentar la cooperación entre empresas», incluso si no forman parte del mismo grupo, explicó a Alfa y Omega Juan Manuel Sinde, exsubdirector general de Caja Laboral y exsecretario de la comisión postuladora de la Causa de Arizmendiarrieta.

El Papa ha aprobado también las virtudes heroicas de otras dos españolas: Maria Emilia Riquelme Zayas, fundadora del Instituto de las Misioneras del Santísimo Sacramento y de la Beata Virgen María Inmaculada (1847-1940); y María Esperanza de la Cruz, cofundadora de las Misioneras Agustinas Recoletas (1890-1967).

María Martínez López