El español Juan Antonio Guerrero, nuevo prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede - Alfa y Omega

El español Juan Antonio Guerrero, nuevo prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede

«Espero poder contribuir a la transparencia económica de la Santa Sede y a hacer un uso eficiente de los bienes y recursos que están al servicio de la importante misión evangelizadora de la Iglesia». Guerrero S. J. ejerce actualmente como delegado del padre general de la Compañía de Jesús para las casas y obras interprovinciales Romanas

Redacción
Foto: Prensa Jesuitas

El Papa Francisco ha nombrado al padre Juan Antonio Guerrero como prefecto de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede. Actualmente, el jesuita español de 60 años, además de consejero general, es el delegado del padre general de la Compañía de Jesús para las casas y obras interprovinciales Romanas.

«Personalmente, parece que cambia todo en mi vida y en realidad no cambia casi nada. Al final, siempre hacemos lo mismo: “una cosa sola”, tratar de estar con el Señor, agradeciendo tanto bien recibido y poniendo todo lo que somos y tenemos a su servicio y al de su Iglesia. Obviamente, soy una persona que viene de fuera de la Curia Vaticana y que entra en un mundo nuevo. Necesitaré un tiempo de adaptación y aprendizaje, de conocer y familiarizarme con las personas, con los procedimientos, con las relaciones con otros dicasterios, etc. Y lo haré entregándome plenamente a la tarea que se me encomienda», ha dicho el padre Guerrero sobre su nombramiento.

«Deseo ya conocer y comenzar a trabajar con el equipo de la Secretaría para la Economía de la Santa Sede, familiarizarme con los criterios establecidos por el consejo para la Economía y colaborar en llevar adelante los deseos de su Santidad para esta Secretaría. Espero poder contribuir a la transparencia económica de la Santa Sede y a hacer un uso eficiente de los bienes y recursos que están al servicio de la importante misión evangelizadora de la Iglesia», ha añadido.

Por su parte, el superior general de los jesuitas manifestó la alegría de la Compañía de Jesús y su disponibilidad para el servicio al Santo Padre y a la Santa Sede. «Cuando la petición del Santo Padre me llegó, la acogí con apertura y disponibilidad», ha afirmado el padre Arturo Sosa al mismo tiempo que ha reconocido que le ha pedido al Papa que el nombramiento no lleve asociado el episcopado de modo que Guerrero pueda volver a su vida normal de jesuita al acabar su servicio.

En la actualidad, el sacerdote se encontraba trabajando en el proyecto de integración de las tres instituciones académicas confiadas a los jesuitas por la Santa Sede en Roma –Gregoriana, Bíblico y Oriental–, proceso que deja iniciado. De su paso por España, destaca su trabajo en el proceso de integración y reorganización de las provincias jesuíticas españolas. Entonces, «tuvo que administrar recursos escasos con sentido evangélico».

El padre Guerrero nació en Mérida, España, en 1959. Entró en la Compañía de Jesús a los 20 años. Se licenció en Economía (1986), Filosofía (1993) y Teología (1994). Entre 1994 y 2003 fue profesor de Filosofía Social y Política en la Universidad Pontificia de Comillas. Después, fue nombrado maestro de novicios de España y, en 2008, provincial de la Provincia de Castilla en España. En 2014, fue destinado a Mozambique, donde ejerció como ecónomo y coordinador de proyectos. Cambió Mozambique por Roma en 2017 para ocupar el cargo en el que se encontraba hasta que el Papa Francisco le ha llamado al Vaticano. Habla italiano, inglés, francés, portugués y español.

Redacción / Vatican News