El Defensor del Pueblo establece vías de contacto con las víctimas de abusos en la Iglesia - Alfa y Omega

El Defensor del Pueblo establece vías de contacto con las víctimas de abusos en la Iglesia

Ángel Gabilondo ha presidido este martes la reunión constitutiva de la comisión asesora que le ayudará a investigar

Fran Otero
El defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, preside la reunión de la comisión asesora. Foto: Defensor del Pueblo / Povedano.

El defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha presidido este martes la primera reunión –que es, además, constitutiva– de la comisión asesora que estudiará los abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia católica y el papel de los poderes públicos. Ocasión que ha aprovechado para dar a conocer las vías de contacto que podrán utilizar las víctimas para ponerse en contacto con los expertos de la Unidad de Atención a Víctimas.

A partir de este miércoles, 6 de julio, las personas que hayan sufrido violencia sexual podrán llamar al teléfono gratuito 900 111 025, escribir al correo electrónico atencionvictimas@defensordelpueblo.es o a la dirección postal Defensor del Pueblo. Calle Zurbano, 42. 28010. Madrid. También podrán acudir presencialmente.

Asimismo, la institución ha habilitado en su página web una sección específica con información sobre la encomienda recibida por el Congreso de los Diputados y donde se pueden consultar los canales de comunicación ya citados.

En la reunión de este martes han participado los 17 expertos –al que se unen los tres representantes del Defensor del Pueblo– que ya anunció el pasado 20 de junio en el Congreso de los Diputados. Entre ellos se encuentran Miguel García-Baró, coordinador del Proyecto Repara, o Paula Merelo, autora del libro Adultos vulnerados en la Iglesia (San Pablo) y profesora de ESO. También participará la investigadora del Instituto Vasco de Criminología y experta en victimología, Gema Varona, o los investigadores Josep Maria Tamarit o Noemí Pereda, que han analizado ampliamente estos sucesos en la Iglesia.

Además de una comisión asesora y de la unidad de atención, formada por profesionales que se encargarán de escuchar a las víctimas, el trabajo también contempla la creación de un foro de asociaciones, cuyo trabajo se incorporará al informe final. «Se concibe como un espacio en el que los representantes de las asociaciones de víctimas compartan sus experiencias y posiciones», señaló Gabilondo en la citada comparecencia.